Cerrar Publicidad (10s)

Estefanía Gutiérrez, madre del pequeño Tomás Bravo, realizó una dura reflexión al enterarse de que desconocidos grabaron y difundieron videos del funeral de su hijo. El sepelio del niño de tres años que conmovió a Chile se realizó el sábado 24 de abril.

"Acabo de enterarme de algo que me dio mucha rabia, y es saber que hay tanta gente oportunista que se ha acercado a mí con más que una 'buena intención' de usar la memoria de mi pobre hijo para sacar provecho, tanto de fama como de dinero. ¡Con la memoria de un bebé! Gente sin respeto", comentó la joven en sus redes sociales.

Gutiérrez señaló que "el problema es que hay gente que no es nada de mi hijo y entró al cementerio a grabar un momento tan doloroso, sin el consentimiento de la familia, incluso salgo llorando, ¿eso es bonito? ¿Ver cómo sepultan a un niño es bonito?".

Lee también

"No sólo faltaron el respeto a toda la familia de mi hijo que estaba sufriendo, sino a mi propio hijo", lamentó. 

Finalmente, remarcó sus críticas y apeló a que la instancia grabada correspondía sólo a la familia: "no quiero que nadie quiera aprovecharse de mi hijo. ¡Ninguna mamá quiere eso! (...) Esto no es un show. Si usted creyó que nosotros lo hemos hecho, eso jamás ha sido así. Han sido otras personas. Disculpen, no quiero causar polémicas, sólo pido respeto por mi hijo y por el dolor de nosotros, su familia".

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...