Cerrar Publicidad (10s)

Nick Drummond y Patrick Bakker son una pareja que vive en Ames, un pueblo que pertenece al estado de Nueva York, que se encontró con más de 66 botellas de whisky de la era de la Prohibición, que tuvo lugar entre 1920 y 1933. Estas estaban escondidas dentro de las paredes y las tablas de piso de su casa, que cosntruyeron en 1915.

Este hecho ocurrió a principios de octubre y el insólito hallazgo lo subieron a sus redes sociales, donde Drummond contó lo que habían encontrado.

"Nuestras paredes están construidas de alcohol!", escribió en su cuenta de Instagram. El mismo fue quien se encargó de mostrar el hallazgo en una serie de publicaciones.

"¡No puedo creer que los rumores sean ciertos! ¡En realidad era un contrabandista!", contó en su cuenta, haciendo alusión al mito de que su casa de más de 100 años fue construida por un conocido contrabandista de la era de la Prohibición, o Ley Seca.

En septiembre del año pasado decidieron renovar su casa

La pareja vivía en la antigua casa, ubicada en Ames, un pueblo del estado de Nueva York, a tres horas de Manhattan, desde hace un año. Y fue en septiembre de 2020 cuando tomaron la decisión de empezar a refaccionar el inmueble.

Drummond, un diseñador y conservacionista histórico, le contó a CNN de su descubrimiento. "Me dije ‘¿qué es eso?’ Estaba muy confundido. Había heno por todas partes, papel y vidrio… Vi otro paquete y era una botella de whisky. Dije: ¡No puede ser! Esto es un alijo de whisky. Y es como si, de repente, apareciera la historia completa del contrabandista!", le señaló a la cadena estadounidense.

El diseñador encontró más paquetes con botellas de whisky de contrabando debajo de las tablas del piso después de ingresar a través de una escotilla que descubrió en el suelo.

"Inicialmente encontramos siete paquetes de seis botellas en la pared y luego, en ese momento, encontramos cuatro paquetes más y, de hecho, como si no fuera suficientemente divertido, hace menos de una semana, encontramos otros. Y seguimos esperando más hallazgo", agregó.

Lee también: Suspenden Fiesta de la Cerveza en Alemania a causa de la pandemia

El dueño del inmueble era un hombre misterioso y dejó el licor de contrabando

El licor que se encontró es una marca de whisky escocés con la etiqueta Old Smuggler Gaelic Whisky, que todavía se sigue elaborando. Cada botella descubierta estaba envuelta en papel de seda y paja y empaquetada en un paquete de seis. Esto según dijo Drummond.

En tanto, el dueño original de la casa era un hombre alemán conocido como el conde Adolph Humpfner. Nick contó que descubrió que se sabía que Humpfner era un hombre misterioso y que participó en muchos escándalos de la época. Murió súbitamente, dejando el licor de contrabando, pero también una fortuna.

Ahora la pareja planea dejar las botellas que encontraron evaporadas en la casa y vender las botellas que encontraron llenas. Estas últimas tienen un valor estimado de alrededor de US$ 1.000 cada una, según detalló Nick.

Para estas y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...