Cerrar Publicidad (10s)

Un sorprendente caso de sicariato tuvo lugar recientemente en la comuna de Alto Hospicio, región de Tarapacá. En él, un hombre que pagó por el asesinato de su esposa falleció a manos de sus propios sicarios.

Crescencio Gómez Mamani contactó a dos hombres de 21 y 25 años con el propósito de dar muerte a su ex pareja. Gómez les aseguró que esta última le debía alrededor de $3 millones. Y, como ella no le había pagado, planeaba que la mujer pagara la deuda con su vida.

Para llevar a cabo su ajuste de cuentas, se fijó en $600 mil el pago a los sicarios. Asimismo, la madrugada del 10 abril sería la fecha para cerrar el trato. No obstante, ese día, los sicarios, identificados como Marvin Estupiñán Hurtado y Brayan Díaz Ardila, acudieron a la cita con otro proyecto en mente.

Te puede interesar: Detienen a hijo de diputado UDI en procedimiento por drogas en el Biobío

Cerca de las 3:00 am, Gómez se reunió con ambos sicarios de nacionalidad colombiana. Allí ocurrió lo impensado, al menos por Gómez. Tras recibir su pago, Brayan Díaz, mediante un objeto cortopunzante, apuñaló 16 veces a Gómez, quien producto de la gravedad de sus heridos acabó falleciendo en el lugar.

Al respecto, la PDI determinó que el hogar apuntado era el mismo domicilio en el que vivía el propio Gómez. Asimismo, se pudo confirmar que la persona a la que los sicarios debían dar muerte junto a su esposa era su hijo. Estos últimos habitaban el segundo piso de la casa, mientras que Gómez moraba en el primero.

Finalmente, tras su detención, la Fiscalía de Alto Hospicio ya formalizó a ambos sicarios por el delito de homicidio. Para su proceso, se fijó un plazo de investigación de 80 días.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...