Cerrar Publicidad (10s)

Chris Weidman subió al octágono en la UFC 261 con la mente puesta en conseguir la victoria. El presente del excampeón de peso mediano no es para nada satisfactorio, porque acumulaba cinco derrotas en sus últimas siete presentaciones. El rival en Jacksonville, Florida, era Uriah Hall, a quien ya había derrotado once años atrás. Sin embargo, nada salió como el estadounidense planificó. 

En la primera secuencia del combate, Chris Weidman buscó conectar una patada baja, que fue detenida por Hall. En ese momento, el peleador de 36 años sufrió una impactante fractura en la parte baja de su pierna, que hizo finalizar la contienda luego de apenas 17 segundos en el octágono. Hall se llevó el triunfo por knockout técnico por lesión y las más de 15 mil personas presentes en el recinto quedaron atónitas.

Lee también

La atención médica arribó de inmediato para “The All-American” y lo retiraron del estadio en camilla, con la pierna inmovilizada y recibiendo una ovación del público. Weidman levantó su puño derecho como señal de agradecimiento y fue ingresado a un hospital local. Según informó la transmisión oficial de la UFC, el peleador se someterá a una cirugía este domingo para reparar su lesión.

“No tengo nada más que respeto por Chris Weidman”, expresó un consternado Hall en el centro del octágono. “Es verdaderamente uno de los mejores. Es una historia loca, pero él fue el primero que me derrotó en 2010. Hasta entonces no sabía lo que era el miedo. Luego tomamos diferentes caminos. Fue la primera persona en derrotar a Anderson Silva en la UFC, y yo fui el último. Es increíble cómo terminamos aquí de nuevo”, manifestó el peleador jamaiquino.

Imágenes sensibles:

Para esta  y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...