Cerrar Publicidad (10s)

Al iniciar algún deporte, el apoyo que dan los padres es importante, puesto que así se crean lazos entre quienes mantienen la práctica. Así fue el caso de John Hinkle Jr., quien comenzó su carrera en los bolos gracias al incentivo de su padre, John Hinkle Sr.

Hinkle Jr., quien es dos veces campeón de bolos de la NCAA, decidió rendirle un homenaje a su padre que falleció hace un tiempo.

El jugador de la Universidad de Western Illinois, se propuso hacer un juego perfecto, el que consiste en obtener 300 puntos con un bolo de boliche relleno de las cenizas de su padre.

Lee también: Niñero usó llaves de lucha libre para calmar a bebé que cuidaba y lo mató

El hombre le comentó al New York Post que “estaba hablando con mi hermano y le dije: ‘Estoy lanzando un 300 con esta pelota’”. De esta forma, consiguió los 12 strikes consecutivos. “No puedo expresar lo que significa esta noche para mí”, sostuvo.

Además, indicó que “papá disparó 298, 299, nunca tuve un 300. Tenía la piel de gallina escalofríos. Mi padre estaba ahí”.

Cabe mencionar que la bola tenía las cenizas de su padre en el orificio del dedo pulgar, por lo que su hijo solo podía lanzar con dos dedos.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...