Cerrar Publicidad (10s)
Asumió nuevo ministro en la Corte de Apelaciones de Concepción
Fotografía: Corte de Apelaciones de Concepción

Asumió nuevo ministro en la Corte de Apelaciones de Concepción

21/04/2021 10:13
1M, 58S

En una ceremonia virtual prestó juramento el martes 20 de abril, Rafael Andrade Díaz, quien asumió como nuevo ministro de la Corte de Apelaciones penquista. Andrade tomó la vacante de la exministra María Leonor Sanhueza Ojeda, quien dejó el Poder Judicial luego de cumplir la edad límite para permanecer en el cargo.

La actividad, que se realizó a través de la plataforma Zoom, permitió al magistrado Andrade dar este importante paso en su carrera judicial. Y en la instancia, el presidente (s) de la Corte penquista, Juan Villa, saludó al ministro Andrade, deseándole éxito en su desempeño.

Lee también: Familia de Tomás Bravo participará este miércoles en marcha por el centro de Concepción

¿Quién es el nuevo ministro de la Corte de Apelaciones?

Rafael Andrade Díaz es quien asumió el cargo y cuenta con una carrera judicial de más de 30 años, la que tuvo sus inicios en octubre de 1991 como relator suplente de la Corte de Apelaciones de Valparaíso.

Sin embargo, su primer cargo titular llegó un año después, cuando el 30 de noviembre de 1992 juró como relator de la Corte de Apelaciones de San Miguel.

Posterior a ello, el 23 de agosto de 1996 inició funciones como relator titular de la Corte de Apelaciones de Santiago. Siete años después, el 30 de abril de 2003 se le designó como juez del Juzgado de Garantía de Valparaíso.

Y dos años más tarde, a partir del 12 de agosto de 2005 se desempeñó como juez del Segundo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago, último puesto que tuvo antes de su actual nombramiento.

Además, entre los años 2015 y 2021, realizó suplencias como ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago.

Respecto a su nombramiento como nuevo ministro, Andrade señaló que "la sociedad, Chile, merece el más importante y elevado esfuerzo de sus jueces para brindar una justicia expedita, pronta e imparcial".

"La tarea es difícil, pero siendo la justicia una de las cuatro virtudes cardinales exige para su ejercicio prudencia, paciencia, ecuanimidad. El dar a cada uno lo suyo, ajustado al caso concreto y las pruebas del caso es siempre una difícil misión”, concluyó.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...