Cerrar Publicidad (10s)

El llamado de una vecina alertó a la Sociedad Protectora de Animales de Polonia en la localidad de Cracovia. La denuncia daba cuenta de la presencia de “una especie de reptil de color marrón”, apostado en un árbol cercano a su balcón.

Dos días llevaba la mujer observando la misteriosa criatura con asombro y temor. Y es que, según informa La Vanguardia, tanto ella como sus vecinos temían que el animal entrara en sus hogares.

Al tanto de la situación, la autoridad concluyó que por la descripción dada, podría tratarse de una iguana. En esa línea, tranquilizaron a los vecinos argumentando que si llevaba dos días sin moverse probablemente estaba muerta.

De igual forma, desde la institución enviaron una unidad de trabajadores hacia la zona para desentrañar el intrigante asunto.

Ya en el lugar, el personal de la protectora de animales se encontró con una increíble y dulce verdad. El misterioso animal era un croissant de grandes dimensiones. Su color dorado era obra de un panadero y no de la naturaleza.  

Te puede interesar: Veganos buscan prohibir venta de galletas con forma de animal

Una vez aclarada la surrealista historia, la Sociedad Protectora de Animales de Cracovia compartió en sus redes sociales el hilarante hecho. “Ya sabemos que no podemos ayudar a la criatura, porque es difícil ayudar a algo que antes fue horneado”, bromean en la publicación de Facebook.

Z cyklu "Z pamiętnika inspektora" - relacjonuje inspektor Adam. - Przyjedźcie i go zabierzcie! – w głosie dzwoniącej...

Posted by KTOZ Krakowskie Towarzystwo Opieki nad Zwierzętami on Tuesday, April 13, 2021

Ahora, el nuevo enigma que resta descifrar es cómo llegó el croissant a ese lugar. 

Etiquetas:
Cargando más noticias...