Cerrar Publicidad (10s)

Tras el deceso del príncipe Felipe a los 99 años, la reina Isabel II quedó con un “gran vacío”, según informó su hijo Andrés en una misa conmemorativa este domingo.

El duque de Edimburgo falleció “apaciblemente” el viernes en el castillo de Windsor, al oeste de Londres.

El príncipe Andrés tras las preguntas de los programas de televisión británica al terminar la misa declaró que la reina “lo describe como un gran vacío en su vida”.

“Hemos perdido casi al abuelo de la nación y me siento muy apenado y solidario con mi madre. Que lo está sintiendo probablemente más que todo el mundo”, agregó.

Lee también: Américo debutará como animador en nuevo programa de TV+

Cabe mencionar que Andrés (61) es considerado como el hijo preferido de la reina. Sin embargo, se alejó de la familia real en el 2019 producto de su amistad con el fallecido financiero estadounidense, Jeffrey Epstein, quien fue acusado de explotación sexual de menores.

Además, el príncipe Eduardo (57), explicó la situación como “un terrible shock. Todavía estamos tratando de asimilarlo, es muy triste”.

Este domingo en medio de la misa conmemorativa en la catedral de Canterbury, el arzobispo Justin Welby, instó a orar por la familia. “Para la familia real, como cualquier otra, no hay palabras que puedan llegar a la profundidad del dolor en el que se convierte el duelo”, sostuvo.

Por otro lado, el príncipe Harry regresará Londres para el funeral de su abuelo. Se espera que en esta instancia la familia se reconcilie luego de que se mudara a Estados Unidos junto a Meghan Markle.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...