Cerrar Publicidad (10s)

Bajo una intensa fiscalización de la Superintendencia del Medio Ambiente se concretó la descarga de 500 toneladas de salmones muertos procedentes de la región de Aysén en Talcahuano.

Este cargamento se transportó en una embarcación propiedad de la pesquera Landes hasta las instalaciones de la empresa en el sector de la Isla Rocuant, en la comuna de Talcahuano.

Según constató la Superintendencia, la pesca arribó en una embarcación refrigerada y se descargó en un pontón de San Vicente en la medianoche del jueves.

El proceso de desembarco finalizó pasadas las 9 de la mañana de este viernes. Y se hizo con el despacho del último camión tolva hacia las instalaciones de la planta de harina en el sector Rocuant.

Lee también: Sernapesca reveló aumento en cifra de salmones muertos a más de 4.500 toneladas

Juan Pablo Granzow, jefe de la oficina regional de la Superintendencia del Medio Ambiente en Biobío, señaló que "los peces llegaron en buenas condiciones sanitarias".

Debido a la buena condición, se pudo procesar en una de las líneas de harina de pescado de la empresa, sin riesgo para el medio ambiente o la salud de la población.

Por otra parte, el gerente general de Landes, Andrés Fosk, destacó que como se planificó "las bodegas refrigeradas a cero grados de los Pesqueros de Alta Mar, cumplieron a cabalidad su objetivo, pues el pescado llegó en perfecto estado de conservación".

“Las mediciones efectuadas por las autoridades para verificar la supuesta descomposición denunciada de los productos transportados arrojó presencia cero de ácido sulfhídrico", señaló el ejecutivo.

Se espera que el procesamiento de la mortalidad de salmones finalice este viernes en la noche cerca de las 9 de la noche en Talcahuano.

Por esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...