Cerrar Publicidad (10s)

El 23 de marzo, el golfista Tiger Woods sufrió un duro accidente automovilístico en California. Uno de los deportistas más destacados del PGA Tour estrelló su camioneta a 140 kilómetros por hora en una zona en la que solo se podía transitar a 70 km/h.

La Patrulla de Autopistas de California señaló en el peritaje que Woods, tras recibir la asistencia médica, indicó que no se acordaba de ningún detalle del accidente. Es más, el deportista aseguró estar en Florida y no en California.

Lee también: Histórico: Joaquín Niemann sigue haciendo de las suyas en el PGA Tour

Kyle Sullivan, agente de la policía, entregó varios detalles sobre el golfista. En su viaje al hospital, Woods llegó absolutamente sedado bajo los efectos de la morfina. También, Sullivan admitió que "él no recordaba nada. No se acuerda haber protagonizado un accidente de tránsito y creía estar en Florida".

También, el sargento enfatizó que Tiger no había consumido medicamentos ni alcohol. La sentencia del policia apuntó a que "él tuvo la culpa en la colisión por ir a una velocidad insegura. Si hubiese corregido la dirección del viaje el choque no habría ocurrido".

Entre las lesiones sufridas por Woods está una lesión en el tobillo derecho, hematomas en las costillas, fractura de tibia y peroné de la pierna derecha. A ello se suma un corte en la mandíbula frontal inferior.

Actualmente, el golfista se recupera del accidente en su hogar y todavía no existe una fecha para volver al circuito profesional.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Etiquetas:
Cargando más noticias...