Cerrar Publicidad (10s)

Un dramático hecho ocurrió en Filipinas, donde Darren Peñaredondo, un joven de 28 años, falleció luego de que lo forzaran a repetir 300 veces un ejercicio, como "castigo" por violar la cuarentena del coronavirus.

El joven fue detenido el pasado jueves por guardias de su pueblo luego de infringir el toque de queda para ir a comprar agua.

Y lo obligaron a hacer centenares de sentadillas sincronizadas con otras personas que habían incumplido las normas sanitarias.

Lee también: Amor de pandemia: Influencer argentina se flechó con un recolector de basura

Peñaredondo volvió a su casa temprano al día siguiente. Pero tuvo una convulsión, entró en coma y falleció cerca de las 10 de la noche, informó The Guardian.

La pareja del joven acusó a los funcionarios policiales a través de Facebook, donde aseguró que las autoridades les hicieron repetir 300 ejercicios en cuclillas, ya que no lo realizaban de forma coordinada.

Por otra parte, el Gobierno de la ciudad, confirmó la apertura de una investigación.

En tanto, la policía local declaró que no existen los "castigos" para quienes infringen las normas sanitarias. Al contrario, solo entregan sermones.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...