Cerrar Publicidad (10s)

Durante la noche del lunes, se detuvo a cinco carabineros de civil en Talca. Esto luego de participar en una fiesta clandestina en pleno horario de toque de queda. Uno incluso agredió al conserje.

De acuerdo a la información preliminar, los policías eran partícipes del evento sin respetar las medidas sanitarias. Y los vecinos de la zona fueron quienes alertaron del hecho.

"Los uniformados tuvieron un comportamiento que no es aceptado y ensucian el desempeño de miles de carabineros que constantemente trabajan por la comunidad", fue lo que señaló el teniente coronel, Álvaro Escobar, prefecto de Talca.

Lee también: Gobierno reconoce errores frente a críticas internacionales sobre el manejo de la pandemia

Escobar indicó también que uno de los involucrados golpeó al conserje del condominio donde realizaban la fiesta, quedando todo grabado en cámaras de seguridad del área.

De acuerdo a lo que se conoce por este registro, el incidente ocurrió a las 23:00 cuando los efectivos policiales se retiraban del edificio. 

"El conserje pide que se vayan del sector de la piscina y dos de ellos, que estaban dentro de la piscina bañándose, salen y lo insultan. Hay agarrones hasta la puerta y ahí en la puerta lo agreden. Estaban en evidente estado de ebriedad”, comentó un residente y testigo de lo ocurrido.

El altercado le trajo consecuencias al agresor, a quien horas después se le desvinculó de la institución, mientras que el resto de los funcionarios quedaron bajo sumario administrativo.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...