Cerrar Publicidad (10s)

El pasado miércoles, el portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, John Kirby, señaló que revertirán algunas políticas que impuso la administración del expresidente Donald Trump.

Kirby señaló que el secretario de Defensa, Lloyd Austin “cree firmemente que la fuerza prospera cuando está compuesta por diversos estadounidenses que pueden cumplir con los altos estándares del servicio militar”, así como “una fuerza inclusiva que fortalezca la seguridad nacional”.

Cabe destacar que En Estados Unidos hay más de 1,3 millones de soldados en servicio activo y cerca de 800.000 en la Guardia Nacional y reservas, y entre 1.000 y 8.000 se identifican a sí mismos como transgénero, incluidos aquellos que no buscan tratamiento.

Según explicó Kirby, las nuevas medidas entrarán en vigor en 30 días, y no solo con ellas se permitirá la entrada de estas personas en el Ejército, sino que además podrán contar con el acceso a la atención y a los tratamientos médicos que consideren oportunos.

Este anuncio, bajo la administración de Joe Biden, contrasta con la postura que mostró el expresidente Trump, quien el año 2017 escribió a través de su cuenta de Twitter que:

“Las personas transgénero de ninguna manera servirían en el Ejército de Estados Unidos”.

Además Trump señaló que conllevarían “enormes costos médicos y trastornos”, pues durante la administración de Barack Obama se permitió a las personas transgénero abiertamente en el ejército, lo que incluía pagar ciertos servicios médicos.

Las nuevas políticas enmendadas cuentan con el respaldo total de Lloyd Austin, el nuevo secretario de Defensa de Estados Unidos que asumió el cargo a principios de este año.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...