Cerrar Publicidad (10s)

Una enfermera fue esposada por priorizar la atención de un paciente que sufría un paro cardíaco, en lugar de extraerle sangre a un detenido.

El hecho ocurrió en Argentina cuando al interior de la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Longchamps, una oficial de policía esposó a la enfermera, Claudia Loto.

Según información del medio Todo Noticias (TN), la uniformada expresó que la iba a llevar detenida por atender la emergencia del otro paciente.

“Yo pensé que eran como diez personas, pero era ella sola. Le sacó las esposas al preso y me las puso a mí”, señaló Loto.

Lee también: Emmanuel Macron admitió haber "cometido errores" en gestión de la pandemia: Confinará a Francia en Semana Santa

La profesional estuvo más de 30 minutos esposada. Durante ese periodo tuvo que soportar los tirones de la oficial, mientras que el resto de las personas solo observaban lo ocurrido.

Loto quedó con secuelas físicas y psicológicas, puesto que jamás le había tocado pasar por una situación así en sus más de 30 años de carrera.

“Me estoy recuperando en la parte cardíaca. Me hipertensé y tengo lesiones en las manos. Ayer estuve internada todo el día para hacerme un chequeo cardiológico. Tengo que moderarme en la parte emocional y cardiológica porque tengo que seguir trabajando”, sostuvo.

El hecho quedó grabado por una cámara de seguridad y el registro se viralizó en redes sociales. 

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...