Cerrar Publicidad (10s)

Un crudo relato entregó el periodista de TVN, Iván Núñez, en la querella que la estación televisiva interpuso por homicidio calificado tras el atentado que le costó un ojo al camarógrafo Esteban Sánchez en Tirúa.

En la acción legal -a la que accedió Sabes.cl- relata detalladamente lo sucedido desde que parte el viaje de Santiago a la zona para concretar una entrevista con Héctor Llaitul en Cañete.

Lee también: Iván Núñez rompe el silencio tras ataque en Tirúa: "Aún no logro sacar de mi mente sus gritos de dolor" | Sabes

Señala que la reunión para coordinar detalles de la entrevista ocurrió a las 18:00 horas en el Puente Lleu Lleu y que con la intención de seguir hablando con el vocero de la CAM le ofrecieron llevarlo hasta su domicilio.

Eso ocurre, pero al llegar al cruce San Ramón, donde se ejerce control territorial, se percatan de una celebración de cumpleaños, en la que para pasar, Llaitul baja el vidrio y les permiten el paso.

A la vuelta, sin Llaitul sobre el móvil, comenzaron los problemas. "Nos detuvieron una personas señalándonos que estaban muy molestas ya que habíamos ingresado a su territorio sin solicitar autorización".

"Le señalamos que habíamos ido a entrevistar a Héctor Llaitul y que teníamos su autorización, pero eso no aplacó su molestia, argumentando que Llaitul era de Osorno y no de ahí. Estaban muy enojados e incluso señalaban que cruzarían un vehículo en el camino para impedirnos el paso", agrega.

La forma en que solucionó ese conflicto fue ofreciendo que a ellos también los entrevistarían al día siguiente. Allí indica que habló personalmente con la dirigenta Gladys Huenumán y por teléfono con Santos Reinao.

Tras seguir el camino e ingresar a la ruta P72 tomaron imágenes cerca de 20:09 horas. Al avanzar comienzan los disparos directos a la cabina del conductor, donde iba él, y luego el campo de fuego se abrió.

"Sentí un primer impacto de bala por el lado del piloto. Luego un segundo impacto que me hirió en el brazo y ahí comenzaron a dispararnos desde todas las direcciones. Uno de los disparos del lado del copiloto dio en el rostro de Juan Esteban, que comenzó a sangrar profusamente", añade.

Luego los disparos que duraron 5 minutos fueron a las ruedas, por lo que pinchados siguieron hasta donde pudieron. Allí, afirma le pidieron ayuda a un camionero que se negó a prestarles colaboración y se fue.

Enseguida, al ver un par de luces que avanzaban en la ruta "me puse de rodillas con las manos arriba. El auto se detuvo y la pareja que lo conducía en un principio se negó a ayudarnos. No fue sino ante mis súplicas que decidieron llevarnos en el asiento trasero hasta el Hospital de Cañete".

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...