Cerrar Publicidad (10s)

El pastor César Lagos, quien fingió ser atropellado en medio de una fiscalización por realizar un culto religioso en Los Ángeles, apareció durante esta mañana en el matinal “Contigo en la Mañana” y aclaró que no es pastor.

“Todo se ha prestado para el show, pero yo no soy pastor. Tengo dos años en el evangelio y estoy siendo perfeccionado, soy un simple hermano del señor que me rescató de las tinieblas”, expresó.

Además, comentó que no le importa que los animadores del matinal se hayan reído de el él, puesto que él también se ha reído del conductor Julio César Rodríguez.

Lee también: Seguidores de “Demente” y “Verdades Ocultas” creen que las teleseries cruzarán sus historias

Lagos indicó que “he cometido un error lo admito, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Quiero pedirle perdón a todo el mundo, me han hecho pebre, ustedes se han reído (…) pero yo también me he reído de usted, de su separación, de su señora”.

“Yo los he escuchado con bastante atención, y bueno quiero pedir perdón a Dios, al mundo cristiano, al Ejército, al funcionario militar, a mi familia. Vengo de un mundo cruel, donde había tenido problemas familiares, estuve involucrado en el alcohol y en la droga”, agregó.

Ante esto, el animador sostuvo que las personas pasan pidiendo perdón, sin embargo, no cambian. “Está bien pedir perdón, pero hay que buscar ayuda”, señaló Rodríguez.

En ese instante, Monserrat Álvarez defendió al creyente evangélico y respondió “pero Julio, también tenemos que darle la oportunidad a los hombres que han sido violentos”.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...