Cerrar Publicidad (10s)

Vecinos de Talcahuano realizaron dos tomas con el fin de exigir soluciones habitacionales. Dentro de las ocupaciones ilegales existen familias que llevan entre 8 a 12 años esperando para obtener un subsidio otorgado por el Estado.

En concreto, se trata de la toma de al menos 46 viviendas en el sector San Marcos 2000 pertenecientes a la inmobiliaria Miramar. Mientras que en Jaime Repullo se llevó a cabo la toma de un edificio nuevo que estaba pronto a entregarse, en la que participaron alrededor de 100 personas.

Las familias participantes de las ocupaciones solicitan al Serviu una solución habitacional y cuestionan la gestión de viviendas sociales que llevan algún tiempo tramitando.

José Maldonado, vocero de la toma en el sector de San Marcos 2000, afirmó que conversaron con Felipe Rodríguez de la gobernación y pudieron fijar una reunión para encontrar una solución.

También puedes leer: Leve baja en casos nuevos en el Biobío: 631 contagiados de Covid con 3% de camas UCI disponibles

“Llegamos a un acuerdo y vamos a tratar de realizar una mesa de trabajo a contar de hoy día, empezando con un catastro de todas las familias que tenemos acá y ya teniendo ese catastro nos va a dar quién califica y quién no dentro de las personas que tenemos”, sentenció.

De esta manera, confirmó que llegando a un acuerdo estarían dispuestos a desalojar las casas pacíficamente. De acuerdo con sus palabras, las autoridades les solicitaron únicamente la lista de familias que participan de la toma. “Nosotros buscamos una solución para el subsidio nada más”, comentó.

En tanto, la dirigente Katherine Pozo aseguró que “nosotros llegamos a la medianoche más o menos, arriesgándonos a cualquier disturbio, a que llegaran Fuerzas Especiales y a todo por la lucha de una casa, por el sueño de una casa”.

La dirigente reportó que en redes sociales circulaban comentarios referentes a que los ocupantes de la toma querían robarse las casas. Ante esto precisó que “quiero que les quede a todos super claro, si nosotros estamos acá fue para hacer una medida de presión, no para quedarnos con unas casas que no nos pertenecen. Nosotros queremos soluciones del Serviu, soluciones concretas", aseveró.

Gobierno respondió

El seremi de Vivienda y Urbanismo, Sebastián Abudoj, por medio de Twitter expresó que “las tomas son ilegales y además innecesarias". La autoridad sostuvo además que las personas en las tomas “no son invisibles” y que están trabajando para brindar apoyo a este sector.

Por su parte, el gobernador de Concepción, Julio Anativia, hizo un llamado a los solicitantes que deben seguir las vías institucionales adecuadas.

“El Ministerio de Vivienda, el Seremi y el Director de Serviu han manifestado la voluntad de conversar y avanzar en materia habitacional con los distintos grupos, pero las tomas no son el camino”, sostuvo.

De igual manera, expresó que no existirán diferencias para quienes se toman un lugar con aquellos que siguen las vías institucionales. “Nosotros hacemos un llamado en este caso a que, estando las puertas abiertas del Gobierno, podamos conversar”, sentenció Anativia.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...