Cerrar Publicidad (10s)

El Departamento de Salud Pública de la Seremi de Salud de Ñuble dio pie a un sumario sanitario contra un recinto de vacunación privado en Chillán. El lugar fue denunciado por el presunto suministro, al cual se accedía pagando 15 mil pesos, de vacunas contra el Covid-19.

La situación se realizaba en el Vacunatorio Chillán, recinto que ofrecía sus servicios a través de redes sociales como WhatsApp. Además, se encontraba incumpliendo el Plan Nacional de Vacunación, ya que no se tomaba en cuenta el calendario de priorización.

También puedes leer: Fiestas clandestinas en Chile: Este año están casi igual que el total registrado en 2020

Roger Cisternas, gobernador de la Provincia de Diguillín indicó que “recibimos una denuncia de la difusión de un Vacunatorio particular que iba hasta los domicilios ofreciendo sus servicios. Los que se divulgaban por grupos de WhatsApp generando muchas dudas en las personas”.

Bajo la misma línea, la seremi de Salud, Marta Bravo confirmó la situación y afirmó que “en la fiscalización se evidenció, además, la acumulación excesiva y desorganización de vacunas al interior de un refrigerador”.

Concluyendo que se encontró “la presencia de elementos ajenos a ese dispensador de frio específico para vacunas, como bebidas gaseosas”.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram, entrando en el siguiente enlace https://bit.ly/3sH0Xjd

Cargando más noticias...