Cerrar Publicidad (10s)

Por Dr. Eduardo Peña F. | Facultad de Ciencias Forestales Universidad de Concepción

El humedal de Lenga es uno de los más importantes del Gran Concepción, por su tamaño y variedad de especies que allí habitan, además de ser el recurso más valioso del polo turístico desarrollado en el sector de Caleta Lenga. En los últimos años se hizo más destacada su importancia al ser nuevamente utilizado como zona de descanso de flamencos en su ruta migratoria y el descubrimiento en Lenga, el año 2019, de una nueva especie de ave para Chile, la polluela overa o burrito negruzco (Porzana spiloptera) de la familia de los pidenes.

El mencionado humedal ha sufrido este verano 2020-21 una severa disminución de su caudal al extremo que ya no fluye agua dulce hacia el mar y por lo mismo, una barrera de arena en su desembocadura evita el ingreso de agua salada durante la alta marea. Originándose así una notoria sequía del humedal, con impactos insospechados sobre la biodiversidad que alberga este ecosistema.

Lee también: Científicos de la UdeC que cultivan lisas en cautiverio desarrollaron innovador producto de alto valor comercial

La cuenca actual del humedal va desde unos 5 km desde el borde del río Bio Bío hasta la playa de Lenga y su ancho en su sección mayor supera los 3 km, esto indica que no es una gran cuenca (Figura 1). Anteriormente también eran parte de esta cuenca otros 3 km del canal Price que cruza la costanera hasta la laguna Price, pero esta zona ha sido cubierta por viviendas perdiéndose entre un 15 a 20% de la superficie del humedal (Figura 2).

Figura 1. Cuenca recolectora de aguas del humedal Lenga
Figura 1. Cuenca recolectora de aguas del humedal Lenga

Abastecimiento de agua de la cuenca

Como no es una gran cuenca y tiene muy poca altura sobre el nivel del mar, la acumulación de agua que realizan sus suelos depende de la lluvia y de lo que pueda escurrir en forma subsuperficial desde el río Bío Bío. Por ello, su flujo constante está supeditado a que las lluvias ocurran también en los meses de verano, de tal forma que se reabastezca su napa. Periodos de sequía prolongados, como el actual que ocurre en Chile, ponen en serio riesgo el flujo de agua al humedal. En una visita realizada del 12 de febrero de 2021 se observó que la abundante lluvia de fines de enero de 2021 permitieron una leve recuperación de las lagunas del humedal, lo que le da un respiro a la fauna asociada, se observó cientos de individuos de diferentes especies (Rayador, Gaviota cáhuil y de Franklin, Zarapito, Gaviotín elegante y Cisne coscoroba), la mencionada recuperación de las lagunas confirman la dependencia del humedal de Lenga de las lluvias de verano o época seca.

Causas de la disminución de los flujos de agua

a) Menor precipitación. Lamentablemente en los últimos 10 años, cada vez llueve menos, aumentando los meses secos de verano lo que ha hecho bajar la napa freática a niveles que no permite flujo de agua dulce hacia el humedal. La dependencia de lluvias que tiene el humedal, especialmente en verano, es un fenómeno muy similar al que ocurre en lo suelos de Chiloé, donde los suelos delgados que caracterizan la isla, acumulan solo agua superficial y si aumentan los meses secos inmediatamente se produce una crisis hídrica, que es lo que se ha observado en los últimos años en la isla. También, aun cuando lo que fluya en forma subsuperficial desde el río Bio Bío no sea tan importante para el humedal, es probable que dicho aporte haya disminuido durante los últimos años al tener el río un nivel más bajo de agua lo que hace que drene agua de la napa más de lo que pueda aportar.

b) Desarrollo inmobiliario. La costanera en su construcción compactó los suelos, disminuyendo el flujo de agua subsuperficial. Por otro lado todo el desarrollo inmobiliario que va por el borde de la costanera desde la petroquímica hasta la laguna Price restó superficie de la cuenca de abastecimiento de agua al humedal (Figura 2) e impermeabilizó el suelo, esto hace que durante las lluvias el agua fluya rápidamente a los canales y salga de la cuenca reduciendo el aporte a las napas freáticas. En este caso claramente el desarrollo inmobiliario ha alterado prácticamente un tramo de 3 km que va desde el punto donde el canal Price cruza la costanera hasta la laguna Price. Se estima entre un 15 a 20% de la superficie total de la cuenca.

En las redes sociales se han propuesto otras causas tal como: la extracción de agua, efecto de las plantaciones forestales, alteración de los suelos por cosecha de plantaciones.  Pero ninguna de ellas podría explicar la actual condición del humedal. En el caso de extracción de agua podría darse si muchas de las viviendas habilitaran piscinas o porque aumentaran la superficie regada de zonas agrícolas o de frutales pero no es la realidad de Lenga. A lo largo de toda la cuenca no existen plantaciones forestales, si hay en los cerros aledaños pero esa condición esta desde hace muchos años atrás y no se ha modificado mayormente en el tiempo. Por último, la cosecha y alteración de los suelos debiera ser favorable para la producción de agua ya que al cosechar una plantación o bosque nativo, este deja inmediatamente de transpirar hasta 10 ton/día/ha y la remoción de suelos que se podría generar favorecería la infiltración de agua al suelo.

c) Mayor evapotranspiración. Es un factor que casi nadie considera pero la mayor temperatura generada por el cambio climático, da como resultado una mayor salida de agua por transpiración de la vegetación y una mayor evaporación de la superficie de agua de los esteros o canales y de las lagunas. Esta es una pérdida no visible y por ello las personas no la consideran importante pero en zonas mediterráneas se ha medido que la vegetación puede evaporar al año el equivalente a 700 a 900 mm de precipitación, prácticamente todo lo que precipita en el año dejando poca agua para abastecer las napas. Esto es algo que si o si está ocurriendo en el humedal de Lenga. Afortunadamente la mayor parte del humedal está cubierta por vegetación herbácea que genera menores pérdidas que una zona boscosa, especialmente cuando son hierbas anuales que mueren en el periodo de sequía.

Posibles acciones para mitigar el problema

a) Evitar desarrollo inmobiliario en la cuenca del humedal. Se debe prohibir absolutamente cualquier desarrollo inmobiliario o cambio de uso del suelo en lo que queda de la cuenca de abastecimiento de agua, esto es toda el área que encierra la rotonda Peñuela, la costanera y el río Bio Bío hasta llegar a la costa.

b) Canal desde el río Bio Bío. Dada la alteración de la cuenca del humedal de Lenga y la sequía que no cesa, una opción de solución es que se genere un canal de abastecimiento de agua desde el río Bio Bío, que sería equivalente a una parte del flujo que ocurría por lo paleocanales cuando el Bio Bío desaguaba directamente en Lenga. Habría que conectar unos 3500 m de canal pero esta es una opción que requiere mantención permanente porque las arenas que arrastra el río Bio Bío estarán bloqueando permanentemente la toma de agua.

c) Derivar agua tratada de la planta de aguas servidas. Existe una solución más simple y que sería habilitar canales o ductos de agua desde la planta de procesamiento de aguas servidas del sector Peñuelas. La ventaja de ello es que se requiere una menor extensión de canales comparado a la conexión del canal desde el río Bio Bío y el aporte de agua sería permanente. Sumándose a ello que el mantenimiento requerido sería también mínimo. La mejor opción sería preparar un humedal artificial que realice el tratamiento terciario de las aguas servidas de tal forma que el agua que llegue a la zona de los canales y laguna de Lenga sea lo más limpia posible. Esta es una opción que se aplica desde hace años en diversas partes del mundo y se logra una buena recuperación de la calidad de las aguas. Lo positivo en todo este problema es que existen opciones de relativo bajo costo y baja complejidad técnica que se pueden aplicar para mantener el humedal, salvaguardando así la fauna asociada al estuario y el atractivo turístico de Caleta Lenga, que es la observación de aves y del paisaje en general, incluyendo el polo gastronómico.

Dr. Eduardo Peña F. | Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción
Dr. Eduardo Peña F. | Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...