Cerrar Publicidad (10s)

Durante la tarde de este viernes fueron hallados los restos del pequeño Tomás Bravo, niño que estuvo extraviado desde el pasado 17 de febrero. El cuerpo se encontró en el sector de Raqui Bajo, a una distancia de dos kilómetros al noreste desde el punto donde el menor fue visto por última vez.

En ese contexto, la Policía de Investigaciones entregó información acerca del descubrimiento. “Hoy, en un cuadrante que se amplió con respecto al que teníamos inicialmente, fue ubicado el cuerpo. En estos momentos está trabajando la Brigada de Homicidios, quien tiene a cargo la investigación. Se están realizando los peritajes de reconocimiento externo policial del cuerpo, para luego realizar el peritaje en huellas, para ver si podemos obtener la identidad de éste”, informó el prefecto inspector Hugo Ruiz,  jefe de la Región Policial del Biobío.

Asimismo, Ruiz explicó que la naturaleza del territorio en que se desplegó la búsqueda incidió considerablemente en el hallazgo. “La complejidad la presenta lo agreste del terreno. Porque tenemos que pensar que partimos del sitio del suceso inicial, el último punto de avistamiento, que justamente lo entregó quien hoy día está detenido, el tío abuelo del menor”. 

Consultado acerca del testimonio aportado por Jorge Escobar Escobar, quien fue hoy detenido por su presunta participación en la muerte del menor, el inspector señaló que “al igual que el resto de la familia, él entregaba su versión y era lo que teníamos como antecedente. Por eso, se estaba trabajando con distintas hipótesis, con distintas evidencias y con distintos testimonios, que se recogían durante la investigación”.

Sobre la posibilidad de que el cuerpo del menor haya sido trasladado hacia el lugar en que Bomberos lo encontró, Ruiz indicó que “caben todas las posibilidades. Por eso es importante el trabajo que está realizando la Brigada de Homicidios, porque hay que ver la dinámica de los hechos. Hay que contrastar nuevamente los testimonios que se están recogiendo. Porque, en realidad, primero teníamos un sitio del suceso inicial  y hoy día tenemos otro, que es donde se encuentra el cuerpo del menor”.

En ese sentido, en relación con posibles contradicciones en el testimonio de Escobar, quien desde el día uno cooperó con la investigación, Ruiz expresó que “es parte de lo que se está analizando”. Del mismo modo, aseguró que  “siempre hay contradicciones, pero eso se está viendo. Se está trabajando en estos momentos para poder hacer el informe al Ministerio Público”.

Ante la pregunta de cuál habría sido la motivación del presunto responsable de la muerte de Tomás, el inspector Ruiz manifestó que “la hipótesis solamente la vamos a tener una vez se termine con los peritajes, tanto el reconocimiento externo del cuerpo, como el resultado de la necropsia, que hará el Servicio Médico Legal”.

Finalmente, el funcionario dio luces sobre los procedimientos que llevarán a cabo de ahora en adelante. “Hoy día, nos preocupa primero revisar el cuerpo, realizar el examen externo, luego identificarlo, para que científicamente podamos decir que se trata de quien decimos que es”, cerró.

Cargando más noticias...