Cerrar Publicidad (10s)

El docente de UNAB e ingeniero comercial, Denis Muñoz, conversó con el equipo de Buena Costumbre de Sabes.cl sobre el llamado del Organismo Internacional del Trabajo (OIT) a los países a mejorar sus políticas laborales de teletrabajo en función de la nueva era digital.

La necesidad del teletrabajo por la pandemia por covid-19 se estableció rápidamente en todo el mundo. Las falencias de este sistema se hicieron notar rápidamente y el cambio resultó brusco en algunos rubros. De igual manera, el desconocimiento digital significó desventajas para varios sectores laborales.

En base a esto, el OIT declaró necesario adaptarse a las transformaciones digitales del trabajo en los distintos países afectados por la pandemia.

El docente Denis Muñoz afirmó que el teletrabajo se planteó antes de la pandemia. No obstante, el inicio de los brotes y el confinamiento aceleraron el cambio en la forma de trabajar.

“Hay ciertas brechas que todavía obviamente no están resueltas, por lo tanto, es muy importante avanzar hacia allá y generar dialogo en esa materia” puntualizó.

Añadió que “hay una inversión que tiene que hacer tanto el sector privado como el público respecto a la infraestructura digital”.

También puedes leer: Rocío Cantuarias y desafíos para la igualdad de género en empresas: "Hay lomos de toro en la legislación"

Respecto a este punto, Denis mencionó que las universidades avanzaron en este tema al contemplar la posibilidad de clases online durante el estallido social. En contraste, los colegios no pensaron en esta nueva modalidad de funcionamiento.

El experto también comentó que la inversión pública tiene que orientarse a mejorar el acceso de las personas a nuevas formas de trabajo. “Cuando el mercado ocupa el 80% de la economía y el Estado el 20% casi siempre ocurren estos problemas” sostuvo.

En ámbitos propios del entorno, Muñoz afirmó que el cambio significó “pasar de presencial a online pero los contratos siguen muy similares”. Igualmente, recalcó que antes “era impensado” uno saliera a comprar al negocio desde su trabajo, pues lo podían despedir si lo hacías con frecuencia.

Agregó que “hay muchos detalles que tienen que quedar definidos en un contrato, porque no es lo mismo”.

En cuanto a las remuneraciones, el ingeniero aseveró que “es muy probable que el trabajador pierda poder de negociación, debido a que ahora es mucho más reemplazable”. Según Denis, el rompimiento del límite geográfico de trabajo incluye mayores puestos de trabajo, pero con menos remuneración.

Para la cultura laboral, el también Magíster en Economía Aplicada mencionó que existe un problema generacional que se debe trabajar en la adaptación de este nuevo sistema.

Si quieres ver las entrevista completa, puedes revisarla aquí abajo:

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...