Cerrar Publicidad (10s)

Las bases de brigada de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) en la Región del Biobío hicieron un alto en sus labores para conmemorar el Día Nacional del Brigadista Forestal, un homenaje que recuerda una tragedia ocurrida hace doce años, pero que es el reconocimiento para una noble y peligrosa labor que cerca de 360 hombres realizan en la región.  

Para el Intendente Patricio Kuhn, históricamente la Región del Biobío ha registrado grandes incendios forestales, muchos de ellos derivados en emergencias, “y es justamente en estas circunstancias donde la labor de los brigadistas forestales ha sido fundamental".

Agregó, que “el 15 de febrero es propicio entonces para que la sociedad tome conciencia de que los incendios forestales, más allá del daño que provocan a la naturaleza, destruyen viviendas y terminan con la vida de personas”. 

La actual temporada estival ha presentado condiciones meteorológicas complejas, con altas temperaturas y fuertes vientos, y que han demandado un gran esfuerzo de parte de los brigadistas para controlar y extinguir los incendios forestales.  

“Como Ministerio de Agricultura, queremos destacar la importante labor que cumplen los brigadistas en la prevención y en el combate de los incendios, considerando que en esta temporada hemos tenido una cantidad superior de incendios forestales en comparación al año pasado, pero que a su vez ha registrado un menor daño, lo cual demuestra el enorme trabajo en el rápido control de estos incendios”, sostuvo el Seremi de Agricultura, Francisco Lagos. 

A nivel nacional, desde el año 1969 a la fecha han fallecido en la contención de los incendios forestales un total de 71 brigadistas, además de pilotos de aviones y helicópteros, de los cuales 34 son de Conaf y 37 de empresas privadas. A ellos se suman 7 brigadistas forestales que murieron combatiendo siniestros en el extranjero, todos ellos en Portugal, el año 2006. 

Mientras, que el director regional de Conaf, Francisco Pozo, recordó también a los cuatro mártires de la Corporación en el Biobío: Miguel Bustos, Claudio Quiroz, Jorge Fierro y Rodrigo Aguilera, quienes el 1 de marzo del año 2003 fallecieron trágicamente mientras combatían un incendio forestal, en la comuna de Coelemu.  

“El legado de estos hombres lo vemos plasmado en los que son nuestras brigadas hoy, tanto las de la Corporación, como de las empresas forestales, que es trabajar con todo el profesionalismo y la fuerza que los caracteriza. A cada uno de ellos los insto a que esta labor la realicen con mucha precaución, porque lo principal ante el combate de un incendio forestal es el resguardo de sus vidas”, cerró Pozo. 

Etiquetas:
Cargando más noticias...