Cerrar Publicidad (10s)

El equipo bávaro derrotó a Tigres de México por 1-0 y se convirtió en campeón del torneo internacional, como no ocurría desde 2013. 

Hans-Dieter Flick continúa cosechando éxitos en el Bayern de Múnich. A la Bundesliga, la Copa de Alemania, la Supercopa y, cómo no, la Liga de Campeones, se suma ahora el Mundial de Clubes.

El equipo alemán derrotó por la cuenta mínima al Tigres UANL. Figuras como Guido Pizarro, Javier Aquino y André Pierre Gignac no pudieron con la supremacía de Lewandowski y compañía, quienes, ciertamente, dan pocas opciones al debate de cuál es actualmente el mejor equipo del mundo.

Una formación inusual, debido a la baja de Leon Goretzka por Covid 19, no impidió que el Bayern dominara el juego. Las estadísticas hablan de 8 tiros al arco de los europeos contra uno del equipo latinomericano.

No obstante, el trámite en la ciudad de Al Rayyan no fue simple. Si bien el equipo alemán se puso rápidamente ventaja con la anotación de Kimmich en el minuto 18, el VAR terminó por anular la conquista en un discutible fallo. El árbitro interpretó que Lewandowski, en claro offside, tuvo incidencia en impedir que el portero Guzmán detuviera el remate. 

De modo que se fueron al descanso con el marcador en 0. La segunda fracción comenzó, como fue la tendencia, con dominio alemán. Hasta que en el minuto 59 llegó el gol de Pavard, a la postre el único del encuentro. Esta vez el VAR intervino para validar la anotación.

Es así como el Bayern Munich se consolida, por si queda alguna duda, como el mejor equipo del mundo y, de paso, suma su segundo Mundial de Clubes. Recordemos que el equipo alemán ya se había hecho con este título en 2013, cuando derrotó en la final al Raja Casablanca de Marruecos.   

Etiquetas:
Cargando más noticias...