Cerrar Publicidad (10s)

Los túneles en el Biobío no son para nada nuevos, pero el descubrimiento de uno frente a la sede de la UDI en Concepción llamó la atención de todos.

Apenas ayer, se supo de su existencia. Un túnel en el pleno centro de Concepción crecía en la quietud de las noches penquistas. De no ser por el accidente de un camión, nadie habría sabido que, bajo la calle Angol, un enigmático camino subterráneo se gestaba entre las sombras.

En su interior, se encontraron una picota, palas, martillos y linternas. Y si bien vecinos de la zona reportaron haberlos oído trabajar en las noches, lo cierto es que fue el azar el que impidió que la improvisada estructura llegase a su destino.

Te puede interesar: Plan Cannabis: Operativo dejó 3 toneladas de marihuana incautada entre Ovalle y Río Hurtado

No es el primer caso así

Sin remontarnos demasiado tiempo, encontramos un caso similar, también en Concepción. El año es 2016. A finales de ese año, un túnel descansaba bajo la calle Serrano. Su destino: la Dirección del Crédito Prendaria (DICREP), o mejor conocida como la “Tía Rica”.

Un primer paralelismo que comparte este es caso con el de ayer es su descubrimiento. Y es que el de 2016 vio la luz de forma similar: por accidente. Pues el túnel se halló luego de que una persona cayera desde la vereda.

En esa oportunidad, a quienes accedieron a la estructura les llamó la atención la presencia de botellas abandonadas, presumiblemente utilizadas para saciar la sed de los improvisados excavadores.

No obstante, el de 2016 no es el antecedente más reciente que registra la Región. Porque en enero de 2019, un extenso túnel quedó al descubierto en Coronel. Desde un inmueble abandonado, la senda subterránea se construía con dirección a una sucursal del Banco Estado.

A diferencia de los otros dos casos, este último lo desveló un guardia del recinto, quien dio con el hallazgo, mientras realizaba una ronda por el patio del inmueble. Le llamó la atención un ducto de casi 1,5 metros de ancho y 3 metros de profundidad.

Vale mencionar que esa misma sucursal de Coronel sufrió un episodio similar cuando en 2016, con la misma técnica, delincuentes consiguieron sustraer 49 millones de pesos.

Por último, la historia regresa a Concepción. En diciembre de 2014, se halló un túnel de cuatro metros que pretendía penetrar en la bóveda del Banco Edwards. En esa ocasión, los vecinos de las inmediaciones frustraron el ilícito, tras denunciar la presencia de la estructura. El potente ruido del taladro fue el culpable de impedir uno  de los golpes más cuantiosos jamás concebidos en la historia de la Región.

Bancos, el principal objetivo de los túneles en el Biobío

Asoma como algo evidente que la construcción de túneles improvisados conlleva motivos ilegales.  Lo interesante es, en ese sentido, el objetivo específico que dichas estructuras persiguen. Según el ex funcionario de la PDI, José Luis López, en Chile parece haber una tendencia. “Lo que dice la historia criminal en Chile guarda relación con generar túneles que acercan a centros de acopio de dinero, fundamentalmente bóvedas de banco", explica.

En el caso del túnel de la calle Angol, todavía no se conoce un objetivo claro, así como tampoco la identidad de los excavadores. Al respecto, para el experto en seguridad, el direccionamiento de la estructura y las herramientas que se encontraron serán clave en los análisis. “Creo que entre las herramientas debieran haber algunas evidencias sobre los autores del túnel. Sobre el objetivo concreto de este, eso tiene que ver fundamentalmente con hacia dónde iba, hacia dónde apuntaba”, señala.

Para esta de túneles en el Biobío y otras noticias, únete gratis a nuestro canal de Telegram.

Cargando más noticias...