Cerrar Publicidad (10s)

Se trata de reacciones adversas leves y catalogadas como comunes cuando se administran otros tipo de vacunas.

Todo medicamento, incluidas las vacunas, pueden causar reacciones adversas, leves, moderadas o graves. Y es que cuando se administran productos sanitarios, la seguridad absoluta, es decir, la ausencia de cualquier reacción adversa, no existe.

Esta premisa aplica también para la vacuna CoronoVac del laboratorio chino Sinovac. Tras el proceso de inoculación masiva que inició nuestro país, diversas personas manifestaron efectos secundarios a la dosis recibida. 

Te puede interesar: Segunda fase del proceso de vacunación comenzaría el 15 de febrero

En la situación particular de la Región del Biobío, datos oficiales de la Seremi de Salud dan cuenta de 48 casos de personas en condición de ESAVI, o sea, con reacciones ante la vacuna.

Con respecto a la naturaleza de dichas reacciones, el seremi de Salud, Héctor Muñoz, aclaró que gran parte de ellas fueron de carácter menor. “Esto está dentro de lo normal. Son manifestaciones leves. Principalmente dolor en la zona donde las personas se vacunaron; algunos síntomas de fiebre y de resfrío”, informó.

En tanto, quienes experimentaron efectos de mayor magnitud recibieron la asistencia médica apropiada. “Algunos que tuvieron mayor complicación fueron atendidos y, con el tratamiento adecuado, evolucionaron bien”, señaló la autoridad.

Cabe mencionar que resultados como éstos son similares en la práctica a los de otros procesos de inoculación, como, por ejemplo, en el caso de la vacuna contra la influenza.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram, entrando en el siguiente enlace https://bit.ly/3sH0Xjd

Cargando más noticias...