Cerrar Publicidad (10s)

Para fines de año se proyecta la construcción del nuevo complejo fronterizo Pichachén, única entrada terrestre desde la Región del Biobío, en la comuna de Antuco, hacia Argentina.

Se espera que para este 2021 comience el proceso de licitación y en el último trimestre se comenzaría las primeras obras, considerando las condiciones climáticas favorables.

El nuevo paso tendrá una inversión que supera los 8 mil 434 millones de pesos y las obras tendrán una extensión de 18 meses para una construcción de 3.089 metros cuadrados.

La idea es contar con un complejo permanente y que no cierre durante la época de invierno, acompañado con la tecnología acorde a los tiempos.

En ese sentido, el Gobernador Ignacio Fica, manifestó que “el proyecto ha costado mucho llevarlo adelante en su etapa de diseño y también administrativa, sobre todo para conseguir los recursos para su ejecución”.

Desde la Gobernación también se detalló que la construcción que abrirá la frontera del Biobío a Sudamérica y el mundo, tendrá una importante inversión en mano de obra.


“Vamos a tener un peak de mano de obra superior a las 100 personas y un promedio de 60 que estarán continuamente trabajando en este proyecto cuya construcción tardará 18 meses”, apuntó Fica.


El proyecto contempla, además, un mejoramiento de 56 kilómetros de ruta, que actualmente se encuentra en proceso de estudio.

Cargando más noticias...