Cerrar Publicidad (10s)

Dos ejes fundamentales son los que Tammy Pustilnick, candidata constituyente independiente por el distrito 20 trabaja en su vida profesional; derechos de las mujeres y género. Sin embargo, su interés de ser parte de las personas que redactarán nuestra próxima carta magna va mucho más allá. “Necesitamos un país más justo para todas y todos”, asegura.

Derecho

-Abogada de profesión, con máster en DD.HH y Estudios Legales Internacionales, cuenta Pustilnick, que en un principio toma la decisión de entrar a Derecho por dos principales motivos, su gusto por las letras y su capacidad de memoria. Sin embargo, fue en primer año cuando se dio cuenta que Derecho era su carrera-.

Era la carrera que me podía llevar a generar acciones concretas, donde todas las personas pudieran gozar de derechos fundamentales, quizás suena súper idílico, pero es real.

Soy una agradecida de la consciencia social que me generaron mis padres y también de haber estudiado en una universidad pluricultural como la Universidad de Chile, donde la diversidad estaba presente en mis salas de clases.

Esto permite abrirte mucho más la mente, ser más empática con las diferentes realidades que existen en nuestro país y entender el valor de la diversidad.

De hecho mi tesis trató sobre la validez del matrimonio homosexual, en tiempos en que esto era un tema tabú, ya que aún no se escuchaban muchas voces abogando por ello en nuestro país; no fue fácil porque era un tema que incomodaba bastante, pero me gustaba”.

Luego pasé a trabajar en un estudio de abogados, en un área súper distinta: libre competencia; lo cual me dio las herramientas necesarias para abordar con profesionalismo y responsabilidad cada desafío que asumo. Sin embargo, el bichito por el derecho internacional y los derechos humanos nunca se fue, por lo mismo decidí especializarme.

Lee también: Macarena Concha: “Las personas somos motor de cambio” | Sabes

ONG

-Es acá cuando Tammy relata que tuvo la oportunidad no sólo de especializarse sino de llevarlo a la práctica a través de su trabajo en dos ONG-.

El primer máster lo estudié en Tel Aviv, Israel, sobre Derechos Humanos y ahí trabaje en una de las ONG más importantes que vela por los derechos de la población Palestina.

Esto refleja cómo he ido cuadrando mi vida, tratando de ser siempre muy profesional en todo lo que hago porque si bien tu estudias algo y aprendes, es otra cosa cuando lo ves en la práctica. Y es lo que siempre me ha gustado.

Temática de Género

Como te contaba, en general soy súper matea, por lo mismo me quedé un año más en Israel escribiendo mi tesis del magíster, pero me quedaba este otro bichito que es la temática de género asociada principalmente con los derechos de las mujeres. También están las disidencias sexuales, fue entonces que decidí irme a estudiar a Nueva York y tuve el privilegio de estudiar gracias a Becas Chile.

Me fui con toda mi familia a especializarme en temática de género. Ya estando instalada, comencé a trabajar en una ONG que se llama Sylvia Rivera Law Project, que da asesorías jurídicas gratuitas a la comunidad del LGTBI+, pero particularmente a las personas trans. Y lo que hice acá fue trabajar para el proyecto de inmigrantes, porque la mayor población de personas trans que solicitan asilo al estado de Nueva York, son mujeres trans de países latinoamericanos, por lo mismo, que hablara español fue súper importante para todo este proyecto.

Te interesará: Sara Cepeda: El comercio mantiene vivo el centro de Concepción | Sabes

Sin duda, una súper buena experiencia y compleja a la vez, porque cuando uno pide asilo, por lo general tú tienes que justificar porqué temes por tu vida en el lugar donde resides y porqué estás solicitando el asilo.

Lo que yo hacía era entrevistar particularmente a estas mujeres trans en español, y ellas me contaban todo lo que habían vivido, todas las vulneraciones y violaciones a sus derechos. En el fondo porqué temían por su vida y habían ingresado ilegalmente a Estados Unidos.

Una experiencia muy enriquecedora, pero a la vez súper cruda, de entender estas nuevas realidades, de una temática que me encantaba, pero poder palparla con experiencias reales.

Siempre me ha llamado muchísimo la atención y generado particular molestia cómo las personas son discriminadas por su orientación sexual o su identidad de género, y que no puedan gozar de los mismos derechos que las personas que caen dentro de la heteronorma.

Ser mamá

Fui mamá y todo lo relacionado con la importancia de promover la corresponsabilidad del cuidado por una parte, y erradicar los roles y estereotipos de género por otra me hace completamente sentido. Se vuelve mi gran batalla de lucha y trabajo desde ese momento.

Como sociedad tenemos el deber de criar a nuestras niñas y niños en igualdad, sin estereotipos ni roles de género. Sino, lo único que seguiremos promoviendo será la relación de desigualdad y subordinación que históricamente hemos vivido nosotras las mujeres en todos los ámbitos.

Volver a Chile

-Luego de estudiar el máster en la Universidad de Nueva York, Tammy regresó a Chile, pero ya no a Santiago sino a Concepción-.

Súper importante volver a Concepción porque la calidad de vida que yo y mi familia teníamos viviendo en el extranjero se pudo mantener de cierta forma acá. Es una ciudad más chica; yo vivo en el centro de Concepción y así pude mantener lo urbano, que es algo que me encanta, y lo que rescato de vivir acá es que puedes hacer muchas cosas en bicicleta, caminando y en ese sentido, la calidad de vida, regresando ya con una hija, se pudo mantener en varios aspectos.

Se me abre una nueva vida, partiendo de cero porque si bien mi marido es penquista y esta fue una de las principales razones de volver a Concepción, desde un punto de vista profesional fue pensar, bueno, qué hacemos ahora. Si bien llegaba con dos masters, eran temáticas que pese al tiempo todavía eran cuestionadas.

Ahí me contacté con Fundación Iguales, que hasta ese momento solo trabajaba en Santiago y firmamos un convenio, convirtiéndome así en la primera abogada probono fuera de Santiago prestando asesoría jurídica a la comunidad LGTBI de la región del Biobío.

Descentralizada

-Otra bandera de lucha tomada por Tammy Pustilnick es la descentralización-.

En el año 2017 nace Descentralizadas, momento que nos reunimos las 4 socias con una inquietud en común: promover la inserción laboral de las mujeres, y particularmente de regiones. La primera intención fue visibilizar y entregar contenido sobre la importancia y beneficios que ello acarrea.

Y hoy en día Descentralizadas es mucho más que visibilizar. Es una corporación donde somos 4 mujeres cofundadoras, las cuales hoy honradamente puedo decirles amigas.

Donde no sólo visibilizamos mujeres, sino que también realizamos programas de formación que fomentan el emprendimiento, asesoramos a instituciones públicas y privadas en temas de igualdad de género y realizamos distintas actividades que permiten promover la autonomía económica de las mujeres y erradicar los estereotipos y roles de género que le ponen trabas a dicho objetivo.

La misión de Descentralizadas es promover el liderazgo con perspectiva de género trabajando por la autonomía económica de las mujeres. Es decir, lograr que la mujer se inserte y se mantenga en el mundo laboral, ya sea de forma independiente como emprendedora o de forma dependiente en cualquier ámbito.

Para esta y más informaciones síguenos en nuestras redes sociales. En Twitter estamos como @sabescl

Cargando más noticias...