Cerrar Publicidad (10s)

Estados Unidos aumentó su nivel de alerta tras identificar amenazas internas. Inteligencia detectó que extremistas de ultraderecha quieren desestabilizar el mandato del demócrata Joe Biden.

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos subió el nivel de alerta de la nación. Esto, ante la presencia de un clima de crecientes amenazas por parte de grupos violentistas.

También puedes leer: 22 comunas del Biobío en Fase 1 desde este jueves: 80% de la población regional en cuarentena

Según consignó la entidad de seguridad, “información sugiere que algunos extremistas violentos movidos por la ideología, con objeciones al ejercicio de la autoridad gubernamental y la transición presidencial, así como por otros agravios alimentados por mentiras, podrían seguir movilizándose para incitar o cometer violencia”

El aumento de la alerta se reveló a solo una semana de que el actual mandatario Joe Biden asumiera el mando de Estados Unidos. El demócrata se quedó con el cargo tras ganarle las elecciones a Donald Trump.

Las primeras informaciones proporcionadas por el Departamento de Seguridad apuntan que las amenazas se extenderán por las primeras semanas del nuevo Gobierno.

Hasta el momento no se anunció ningún evento específico de manifestación o insurrección en la nación. Aunque si se observan a diario movilizaciones en torno al incipiente mandato.

La entidad gubernamental de seguridad afirmó que los violentos disturbios generados por seguidores descontentos con el actual mandato, podrían derivar en mayores incidentes.

La calificación otorgado para los grupos identificados es de "extremistas violentos domésticos" asociados a delitos de terrorismo. La denominación hace distinción de los grupos terroristas internacionales comunes de la territorio.

Causas tras los malestares

El aparato de seguridad detalló que los disturbios se le acreditan a individuos disgustados por las elecciones presidenciales. Igualmente, son grupos de personas irritados por las restricciones sanitarias de la pandemia, la inmigración ilegal y la brutalidad policial.

De este modo, explican que la toma del Capitolio a comienzos de enero podría incitar a grupos políticamente radicales a asaltar mas edificios federales o, incluso, actores políticos de la EE.UU.

Respecto al incidente del Capitolio, personal de seguridad contabilizó, a la fecha, cerca de 150 detenciones a lo largo y ancho de Estado Unidos.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram, entrando en el siguiente enlace https://bit.ly/3sH0Xjd

Cargando más noticias...