Cerrar Publicidad (10s)

Impacto generó el caso de un hombre que habría escupido o tosido a una fiscalizadora de la Autoridad Sanitaria. La información fue dada a conocer durante el mediodía, por parte del seremi de Salud Héctor Muñoz.

La autoridad había señalado este martes que “haciéndose el chistoso, se sacó la mascarilla y le habló o le escupió o estornudó, estamos investigando eso, a una funcionaria nuestra”. Además, Muñoz señaló que “esa persona dio positiva y nuestra funcionaria, lamentablemente, también dio positiva”.

Durante la tarde de este martes, y con mayores antecedentes, Muñoz reveló que dicho individuo también era funcionario de la Autoridad Sanitaria. Además, aclaró que la trabajadora no terminó contagiada con coronavirus, sino que fue catalogada como “contacto estrecho”. Sin embargo, la situación deriva de un brote que mantiene a 7 funcionarios con Covid-19.

A través de una declaración, la Seremi de Salud del Biobío señaló que el hecho involucró a funcionarios de la Delegación Provincial Biobío. Se indicó que “en ese contexto, una funcionaria denunció la exposición a riesgo por una acción indebida e irresponsable de otro funcionario”. Se explicó que el individuo “habría tosido cercano a ella sin mascarilla”.

La Autoridad Sanitaria añadió que en virtud de la denuncia se inició un sumario administrativo y sanitario para determinar responsabilidades y sanciones.

“El funcionario que tosió sin mascarilla resultó al día siguiente catalogado como caso positivo. Mientras que la funcionaria denunciante resultó catalogada como contacto estrecho. La inusual situación ocurrida es parte de una investigación epidemiológica por brote que vive actualmente la Delegación Provincial Biobío de la Seremi de Salud”. Se indicó que aquel brote, hasta la fecha considera 7 casos positivos y 28 contactos estrechos.

Cargando más noticias...