Cerrar Publicidad (10s)

Un bebé de un año se transformó en toda una celebridad en Nueva York, en Estados Unidos. Se trata del pequeño Kasen Donerlson, quien logró superar un trasplante de hígado y al Covid-19 en tan solo dos meses.

El niño nació con un bajo peso. A los meses le diagnosticaron atresia biliar, lo que significa que sus conductos biliares del hígado no se desarrollaron de forma adecuada.

Kasen pasó por un tratamiento fallido. Luego tuvo que entrar a la lista de espera por un trasplante en julio del 2020 para poder vivir. La situación ya era compleja cuando en noviembre se contagió de coronavirus.

Lee también:

"Siendo completamente honesta, inmediatamente pensé en la muerte. Él ya estaba luchando por su vida, y luego se contagió Covid. Mi corazón simplemente dio un vuelco", señaló Mitayah Donerlson, la mamá del pequeño a Mirror.

La madre temía que debido al virus su hijo no pudiera estar listo para el trasplante en caso de que apareciera un donante Sin embargo, la situación no fue así. Al mes del contagio, el bebé comenzó a mostrar mejorías.

Finalmente, el 2 de enero de este año la familia recibió la llamada informando que un donante que falleció sería compatible con el menor. Por dicho motivo viajaron a Pittsburgh, Pensilvania, para someterlo a una cirugía de 9 horas.

"No hay señales de rechazo. Vamos día a día", contó Mitayah, quien sostuvo que inmediatamente después de la operación notó que los ojos de su hijo eran blancos y no amarillos como antes.

Cargando más noticias...