Cerrar Publicidad (10s)

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció que desde la medianoche de este sábado todo Londres y el sureste del país volverán al confimaniento total.

La medida se decretó tras el aumento sostenido en el número de contagiados y la detección de una nueva cepa COVID-19.

Frente a esta denominada fase nivel 4, los británicos no podrán salir de sus casas sin una autorización, cerrarán los servicios no esenciales y se favorecerá el teletrabajo para evitar aumentos de movilidad.

Dicha medida se prolongará por al menos dos semanas y se podría renovar desde el 30 de diciembre, cuando las autoridades sanitarias revisen los resultados.

Ante esto, el primer ministro Boris Johnson explicó que en el Reino Unido “no podemos seguir con la Navidad tal y como lo teníamos planeado”.

“Estamos sacrificando la oportunidad de ver a nuestros seres queridos esta Navidad, pero tendremos una mejor oportunidad de proteger sus vidas para poder verlos en las próximas festividades”, agregó Johnson .

Las autoridades sanitarias del Reino Unido, hablan de más de 27 mil casos en las últimas horas con 534 fallecidos. En total, durante toda la pandemia se infectaron más de 2 millones de ingleses y 67 mil fallecieron.

Nueva cepa de Covid-19  

La preocupación del Reino Unido no sólo significó aumentar las medidas de confinamiento, ya que además, la nación europea está desarrollando novedosos estudios en torno a la nueva cepa detectada hace algunos días.

En detalle, el asesor científico del Gobierno británico, Patrick Vallance, llamó a la calma ya que los estudios preliminares confirman que la cepa del Reino Unido no sería “más letal” que la variedad inicial de COVID-19.

No obstante, agregó que “la transmisión es más rápida, por lo que hay que limitar todavía más los contactos y reducir su capacidad de propagación”. 

Cargando más noticias...