Cerrar Publicidad (10s)

El japonés Takahiro Shiraishi, fue condenado a muerte durante esta jornada al ser declarado culpable de matar a nueve personas que había contactado bajo esta red social entre agosto y octubre del 2017.

El hombre de 30 años admitió haber asesinado y desmembrado a mujeres entre 15 y 26 años, más un varón. El caso ha dado la vuelta la mundo, pues Japón es uno de los pocos países que aplica aún la pena de muerte.

Lee también: Enorme brote de Covid-19 en Hospital de Los Ángeles: 68 contagios y 267 contactos estrechos

Shiraishi las elegía por sus tendencias suicidas. Les decía que podía ayudarlas a morir, las invitaba a su casa y hasta les prometía que se suicidaría con ellas.

Twitter, por otro lado, tuvo que cambiar sus reglas y prohibir "promover o alentar el suicidio o las autolesiones".

Lee también: El «invento» de Sigrid Alegría para observar el eclipse sin lentes especiales

Cargando más noticias...