Cerrar Publicidad (10s)

El alcalde de Tirúa, Adolfo Millabur, criticó la gestión del seremi de Educación del Biobío, Fernando Peña, respecto del nulo avance para reconstruir la escuela Ana Molina, incendiada en julio pasado.

El jefe comunal de Tirúa, tras una reunión en Concepción con Peña, dijo que la reconstrucción de la escuela “no es muy auspiciosa, diría yo que quedamos en el mismo lugar que estábamos cuando llegamos a la reunión, porque no es la primera, es la tercera vez, sobre los mismos temas”.

Lee también: Tercera escuela rural es incendiada en la Provincia de Arauco | Sabes

Añade que las autoridades locales no cumplen con los compromisos expresados públicamente. “Ingresamos en septiembre el proyecto a la seremi de Educación para que sea derivado a Santiago porque allá ponen las lucas, pero nos encontramos con la lamentable sorpresa de que el documento todavía no ha sido derivado, después de tres meses”, acusó.

Agregando que “el seremi lo dijo tranquilamente que así como están las cosas en marzo no tengamos colegios de emergencia. Pero es de responsabilidad de él. El proyecto estuvo durmiendo en su oficina tres meses y recién ahora nos están pidiendo algunos antecedentes que podrían ser necesarios que falten”.

“Sospecho que hay una desidia desde el seremi, no tiene la voluntad de agilizar los proyectos. Como vive acá en Concepción, no va a ser él quien le va a dar una explicación a la comunidad, seguramente vana enviar al gobernador, o a la encargada provincial de educación a dar la cara. Como ellos no la dan, no les preocupa nada la situación de los niños de la escuela de Tranaquepe”, fustigó.

Versión del seremi de Educación

La estimación es que contar con una escuela de emergencia antes de marzo 2021, que se presume se reinicie el año escolar, cuesta alrededor de 400 millones de pesos.

Fernando Peña, seremi de Educación del Biobío, dijo que “él como sostenedor debe tener alternativas en caso que no podamos contar con una escuela en marzo de 2021. Eso implica desde la reubicación a continuar con clases a distancia para así no interrumpir el proceso de aprendizaje con los alumnos”.

Referente a los compromisos no cumplidos acusados por Millabur, adelantó que se comprometieron con dos cosas nuevamente. “Uno, el fin de las obras y la inyección adicional de la escuela mapudungún de San Ramón, y además de la aprobación y posterior financiamiento de la Escuela Ana Molina, siniestrada este año, que es una escuela grande”.

En el caso de San Ramón, es una obra de reposición del Ministerio de Obras Públicas. Esa escuela se perdió con un ataque en 2013.

Para el caso de Tranaquepe, “los recursos se aprueban desde la dirección de educación pública del ministerio, tenemos que levantar las iniciativas y después apalancar, estamos en ese proceso”.

Por esta y más informaciones síguenos en nuestras redes sociales. En Twitter estamos como @sabescl

Cargando más noticias...