Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Esforzado joven de 16 años creó y atiende su propio almacén en Chiloé

Publicado por Redacción Sabes

04/11/2020 13:00:36

La historia de un esforzado joven de Ancud, en Chiloé, emocionó al país. Felipe Maldonado, de 16 años, decidió jugársela por su emprendimiento, un almacén al que bautizó como “La Espiga”. El menor contó que trabaja de lunes a domingo, desde las nueve de la mañana hasta las once de la noche. “Nadie me creyó, no me tenían fe…Ahora, acá estamos”, dijo el adolescente al programa “Aquí Somos Todos”, de canal 13.

En el espacio televisivo se abordó el funcionamiento del emprendimiento, en donde se dieron a conocer las razones por las cuales el menor decidió trabajar. El joven contó que le puso “La Espiga”, porque “es que es algo como que renace, algo bonito que siempre renace”.

Felipe creó el almacén tras una serie de infortunios, que comenzaron con la muerte de su padre. Luego sufrió el incendio de su vivienda y posteriormente el robo de sus ovejas. Aún así, él no se rindió.

El joven contó que “acá tenemos cafecito, abarrotes, lácteos”. Además explicó que él pagó la mano de obra del lugar. “Pero igual mi tío me ayudó. Aunque pagué la mano de obra de los maestros”, afirmó.

Lo que más difícil le ha resultado, explicó, es “la falta de capital. Los materiales para traerlos. De primera, no teníamos cómo traerlos. Hasta que encontramos una ferretería y ellos lo venían a dejar a domicilio (por productos) sobre 60 mil pesos. No fue fácil igual. Costó, pero se hizo”.

Añadió que “Nadie me creyó. No me tenían fe. Que no lo vas a hacer, que son locuras y así. Ahora, acá estamos”. Sobre cómo nació la idea de tener un almacén, contó que todo partió en una cancha de fútbol donde vendía diferentes productos aprovechando que había gente reunida por los partidos.

Felipe también mostró todo lo que ha debido aprender. “Vamos sacando las cuentas, vamos viendo lo del IVA. Es que yo trabajo con un porcentaje. Así que con ese porcentaje se puede ir viendo la ganancia y depende si ese porcentaje me conviene, lo dejo”, manifestó.

Felipe, vive con su abuela tras el fallecimiento de su padre. A raíz de su confesión, se le consultó cómo ha sido vivir tras el deceso de su progenitor. Al respecto, el menor sostuvo que “es que hay que seguir nomás. No hay que quedar atrás. Se empeora uno, queda mal. Así que hay que seguir adelante porque alguna vez tiene que pasar igual, así que hay que continuar la vida”, expresó.

Puedes revisar la historia de Felipe en el siguiente video. Comienza al minuto 34'.

Cargando....