Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Arquitectura en línea

Publicado por Redacción Sabes

05/10/2020 18:34:02

Desde el 16 de marzo del 2020, la familia, las celebraciones, el trabajo, el estudio… todo se ha minimizado a los metros cuadrados que cada uno tiene desde lo íntimo de su hogar, de lo íntimo que llamamos como propio. Ya sentimos como lejano el arreglarnos para salir e interactuar en lo social, en algún café con amigos, en el trabajo, colegio, universidad, o en este caso, en las aulas y talleres.

En ese tiempo, tanto los alumnos como profesores y/o administrativos dejaban sus temas aparte en sus respectivas casas, para poder dar lo mejor de cada uno en este intercambio de conocimiento que es la Universidad y sobre todo el estudiar arquitectura.

Lee también:

El aula virtual se ha convertido en una gran herramienta, muchos han tenido que aprender nuevas tecnologías, adaptarse a un mundo nuevo y sorpresivo para algunos. Otros han tenido la capacidad de anticiparse e innovar de tal forma de ocupar la tecnología a su favor.… nuestro amigo Street view ha acompañado a más de algún docente para poder colonizar y recorrer la arquitectura que actualmente no podemos ver y de alguna forma u otra poder sentirla un poco más propia y conocerla a nuestra propia escala del ojo humano o como dirían otros: altura de nuestro horizonte.

¿Pero que pasa con los otros sentidos?

Los alumnos por otro lado han tenido la capacidad de registrar, editar y reformular su propio proceso creativo de forma virtual pero ¿Cómo podemos ser capaces como docentes, de poder despertarles los otros sentidos a un alumno de arquitectura? El sentido del tacto, del olor…. O simplemente los elementos intangibles de la arquitectura, la temporalidad es decir el espacio versus el tiempo, poder transmitirles el cómo evidenciar el habitar de una ciudad o simplemente el poder darse cuenta de lo que pasa sin poder estar ahí. Nosotros como docentes debemos tener la capacidad de dar a entender como se manifiesta nuestra ciudad, es decir, poder explicar y transmitir la manera en que las personas, los usuarios van usando el espacio según la configuración de las relaciones entre si. Ya que actualmente solo la podemos entender como una ciudad estática donde la arquitectura se ha convertido en el instrumento de organización de nuestra ciudad, sin personas que actúen en ella. Donde se ha perdido el alma de la ciudad y nosotros somos los intermediarios que transmitimos eso que no pueden percibir actualmente. Somos los mediadores, facilitadores y orientadores de este aprendizaje significativo que actualmente está estático en 4 paredes interiores de cada uno.

Te interesará:

Por último se debe reflexionar que la virtualidad nos da la facilidad de viajar por el mundo, comunicarnos, transmitir muchas cosas, pero nosotros como docentes de arquitectura debemos tener la capacidad de entender las lógicas de lo que nos rodea para así poder abrirles a los estudiantes un nuevo mundo en el cual aprenderán por una parte a OBSERVAR, ESCUCHAR y SENTIR el territorio, la ciudad y por otra parte a PENSAR, DECIR y HACER su manera futura de habitar.

Debemos tener cuidado para valorar la coherencia entre la pre existencia y la intervención que se plantea sin poder estar en el lugar de emplazamiento y hacerlo de forma imaginaria donde las variables para la ecuación perfecta de la ARQUITECTURA en LINEA debería ser: por un lado la variable de lo presencial digital y por otro lado la variable de lo análogo virtual.

Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Para esta y más informaciones síguenos en nuestras redes sociales. En Twitter estamos como @sabescl

Cargando....