Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Directora del SML explica tardanza de 11 años en identificar a joven desaparecido en Talcahuano

Publicado por Mario Saavedra

09/08/2020 03:03:41

Gran repercusión tuvo en la Región del Biobío, especialmente en Talcahuano, la noticia que recibió una familia que buscaba desde hace 12 años a su hijo. Según confirmó Fiscalía, restos óseos de Ramón Pacheco Giacomozzi (un joven de 23 años que desapareció en 2008), se encontraban en el Servicio Médico Legal de Concepción desde 2009. El padre del muchacho contó que hasta la fecha seguían haciendo todo lo humanamente posible por encontrarlo.

Exequiel Pacheco, papá de Ramón, señaló a Sabes.cl que la impactante revelación le recordó de inmediato a lo ocurrido con Sergio Mardoff. Los restos de este último también estaban en el SML, pese a que su familia aún lo buscaba. Dicha caso fue, precisamente, el que obligó al Ministerio Público y al Servicio Médico Legal a efectuar una revisión de todos los antecedentes, osamentas y a tomar muestras genéticas a familiares de desaparecidos.

Pía Zepeda Novoa, directora regional del Servicio Médico Legal, relató cómo se comprobó que los restos que permanecían en el SML correspondían a los de Ramón Pacheco Giacomozzi. Además, explicó por qué pasó tanto tiempo antes de llegar a la verdad.

Según explicó, la osamenta “ingresó al Servicio Médico Legal en el año 2009. Se perició en ese momento acá en las dependencias y esa causa se cerró en 2011, reabriéndose después, a raíz del caso Mardoff. Por eso pasaron tantos años en que no se hicieron diligencias por ninguna de las dos partes, ni por Fiscalía ni nosotros. Cabe mencionar que nosotros actuamos bajo instrucción de Fiscalía”.

Lee también:

-¿Nunca se tuvo sospecha de que fuera de esta persona?

“Con lo que contamos es sólo un fémur. En ese sentido, los peritajes de ADN en ese tiempo, no eran como ahora, en que contamos con tecnología más avanzada para establecer perfiles genéticos. Y así poder dar con la familia de la persona desaparecida en caso que tengamos osamentas”.

“A raíz del caso Mardoff, nos dio la oportunidad de obtener más perfiles genéticos de personas que tuviesen familiares desaparecidos. Esto va a una base de datos en donde están los perfiles de osamentas y quienes buscan a desaparecidos. Cada cierto tiempo, puede hacer ‘match’. Estamos trabajando firmemente con Fiscalía con respecto a ésto. Cuando tenemos respuestas informamos de inmediato, para que se pueda avisar a las familias”.

-¿Descartaría usted una negligencia en este caso?

“No estamos en pie de establecer responsabilidades de nadie. Con Fiscalía hemos trabajado bie, en tiempos de informa. Lamentablemente, esta causa se cerró en 2011 y pasó mucho tiempo en el que no se hicieron diligencias. Pero cuando se estableció tomar la muestra de don Exequiel, en 2018, ya en 2020 tenemos un ‘match’ positivo y respondimos. Procesar una muestra ósea es difícil, es engorroso obtener un perfil genético de un hueso, a diferencia de una muestra de sangre”.

Finalmente, la directora regional del Servicio Médico Legal argumentó que a las dependencias del organismo ubicado en Concepción llegan osamentas de toda la zona sur. Por ello, el trabajo es aún más complejo. “La idea es que más personas se puedan acercar a Fiscalía para que se puedan tomar más muestras y poblar esta base de datos”, sostuvo.

Para esta y más informaciones síguenos en nuestras redes sociales. En Twitter estamos en @sabescl

Cargando....