Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Construyendo sociedad

Publicado por Redacción Sabes

08/08/2020 15:33:06

Muchas voces se han levantado para dejar en evidencia situaciones de violencia que si nos ponemos a analizar, en muchos casos se encontraban, o incluso aún, se encuentran normalizadas y enraizadas en nuestra cultura social.

Dentro de esta línea, muchas conductas que hoy claramente definimos como abuso, se realizaron en contextos donde por ejemplo, lo común no era denunciar, se responsabilizaba más a la persona víctima o a su contexto y hasta eran validadas.

Lee también:

Siendo las cosas así, lo común era ocultar, callar, sentirse responsable y porque no decirlo hasta culpable. Por otro lado, para algunas personas, generar conductas abusivas o de daño a otro, se enmarcaba dentro de la normalidad avalada por sus creencias o su grupo de referencia.

En la actualidad no son pocas las personas que han trabajado con el objetivo de visibilizar y sensibilizar en relación a la violencia, y de cierta manera, gracias a esto hemos avanzado porque el tema hoy en día ya se encuentra sobre la mesa.

No obstante, aún no estamos completamente de acuerdo en muchas cosas, por lo que no es difícil escuchar justificaciones cuestionables validando la agresión de distinto tipo y a distintas personas, que más allá de apoyar un victimario, también respaldan un sistema que debe evolucionar.

Un ejemplo de lo anterior es que pese a que como sociedad cuestionamos y criticamos incluso con mucho fervor situaciones de abuso y agresión; en diversas situaciones nos posicionamos en otra vereda y desde ahí validamos lo que antes cuestionábamos, porque creemos que la agresión a algunos es refutable pero si le ocurre a otro es aceptable.

Dentro de esta línea, podemos ser capaces de destruir a otro, incluso por no coincidir en ideas, ocupando normalmente un contexto social, como lo son las redes sociales donde conseguimos apoyo y podemos coincidir con personas que se sumen a nuestra causa.

Si bien, este es el camino que como sociedad se ha ido forjando, para quienes podamos, ya es momento de pensar y poner las mejores energías y esfuerzos en la fase de construcción de una mejor sociedad.

En lo esencial, una sociedad que asegure la formación de los niños, niñas y adolescentes, para que en el futuro, se conviertan en adultos que valoren y pongan en práctica todos aquellos valores y principios que resguarden el bienestar personal y social.

Te interesará:

Resulta claro entonces que parte de nuestros desafíos es definir desde hoy y para el futuro, qué valores vamos a privilegiar, de qué manera vamos a enfrentar los conflictos y como nos plantearemos los desafíos sociales que se nos avecinan.

No olvidemos que lo que hoy vivimos es parte de nuestra propia construcción social y que hemos afianzado con los años.

Ahora para nosotros, hombres y mujeres, el desafío radica en identificar como desde cada uno de nuestros roles, aporta a la creación de un sistema donde el respeto sea para todos.

Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de  www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Para más informaciones de la Región del Biobío, síguenos en Twitter: @sabescl

Cargando....