Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Espíritu femenino: El amor por el arte que se hereda

Publicado por Valeria Vásquez

29/07/2020 09:19:23

El arte es lo que mueve el mundo, así comienza la entrevista junto a María Luz Aguilar y Cristina Vera, madre e hija, ambas ligadas al arte.

Seis exposiciones juntas hablan por sí solas del talento de estás dos mujeres, y que tras el vínculo sagrado que las une, no sería difícil pensar que simplemente está en la sangre, llevando con ello el espíritu femenino.

Concepción es considerada la capital de muchas artes, la cuna del rock, ciudad universitaria, movimientos sociales y, en fin, quedaríamos cortas al mencionar referencias históricas.

Pero tenemos que preguntarnos ¿Estamos preparados para este arte?

Una pregunta que tiene múltiples respuestas, y que generan debate, pero que nos llevan a analizar qué hay detrás del desarrollo del arte en nuestra ciudad penquista; en esta ocasión de la pintura y escultura.

Tras esta pandemia, muchas personas han explorado las artes como paliativo frente a la situación para la que, sin duda, nadie estaba preparado.

Claro está que se ha puesto en valor, aún más, la importancia de las diferentes expresiones artísticas para el desarrollo equilibrado del ser humano.

La Historia

María Luz Aguilar, nació en Concepción, es hija del pintor y muralista Tomás Aguilar González.

Desde su juventud desarrolla el talento en dibujo y pintura. Es invitada en los años 60’ a la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Concepción y se desarrolla como escultora en los años 70’.

Por su parte, Cristina Vera realiza sus obras visuales, en pintura acrílica y óleo, durante toda su vida, hasta hoy, en forma autodidacta.

Vera comienza a ser guiada por la pintora y escultora María Luz Aguilar en su taller de pintura en óleo.

María Luz, cuenta que “fui becada en la Escuela de Artes por al menos 3 años de formación”.

Esto le permitió desarrollar su talento, que retomó luego de criar a sus hijos y que la vincula además de la escultura, a la pintura y a la literatura, ya que tiene tres libros en su haber.

No hay dudas: una artista de tomo y lomo.

Lee también en Sabes Mujer:

Exposición en Nueva York

"Mi vida ha estado llena de satisfacciones", relata María Luz y “volver a conectar con la escultura y la pintura, ha sido como un nuevo despertar, ya que retomé una vez que mis hijos se casaron, donde me quedó un recreo para practicar y que me ha hecho muy feliz”.

Explica también que el arte le ha permitido mantener activa su mente, “a mi edad aún me mantengo lúcida, sin problemas de Alzheimer y otras cosas que pueden ser propias de mi edad. Y otro es el poder estar conectada con Cristina, mi hija, mucho mejor, donde a veces somos críticas una de la otra” sonríe.

“Lo más grande y satisfactorio fue la exposición en Nueva York que realizamos juntas”, reconoce María Luz.

La experiencia de estar en la Exposición Iberoamericana de pinturas, en septiembre de 2012. Allí estuvieron ambas artistas, representaron a Chile en Jadite Galleries, New York, U.S.A.

Exposición Nueva York
Exposición Nueva York

La Mujer y el arte

"Yo creo que todas las mujeres podrían dedicarse al arte o todas podríamos dedicarnos en parte al arte, porque es una terapia espiritual tremendamente extraordinaria y que nos hace mucho más sensible en todos los sentidos, que nos permite conectar espiritualmente", afirma María Luz.

Es que dentro del arte está el medio para entregar la sensibilidad femenina, y evitar ser seres fríos en este mundo materialista, conectar con el amor, con Dios y trascender; son parte de las reflexiones que comparte la escultora Aguilar.

La pandemia

Mientras transcurre la entrevista, nos quedamos junto a Cristina atentas a las palabras de María Luz, quien reflexiona también sobre la pandemia.

“Ha tenido también sus cosas buenas, ya que uno se dedica a analizar, a crear y a escabrosear dentro de la mente cosas que estaban adormecidas, como escribir, tengo muchas amigas que lo están haciendo” relata contenta.

Y también, la escultora Aguilar, nos hace una invitación que trasciende generaciones.

“Nosotros que somos de la generación pasada, nos ha hecho reflexionar muchas cosas, vamos a tener un cambio tremendo en el sentido en que la vida hay disfrutarla cada día, el pasado es pasado, el presente viene, pero gozar cada día como si fuera el primer día de la vida”, dijo.

"Yo felicito a la mujer, más que al hombre", -y María Luz se sonríe-, “porque la veo activa, sobre todo en este momento porque está alimentando esa esperanza de que todo va a pasar y con una fuerza tremenda a salvar sus situaciones”.

"Esta situación va a ser, sin duda, una gran experiencia", afirma María Luz.

Su generación ha pasado varias guerras, y los jóvenes de hoy tendrán una gran vivencia “de ver la vida con un poco más de tolerancia, de paciencia y valorar el amor y los sacrificios".

"Y pensar que en el cerebro tenemos poderes, que todo lo que podemos soñar, lo podemos realizar, todo absolutamente todo”, asegura.

La nueva exposición

Ante la consulta, si al terminar la pandemia podremos ver un nuevo trabajo, una nueva exposición, la respuesta de Cristina no se hace esperar: sí.

Aunque María Luz bromea con que debe pasar agosto, y cuenta entre risas, finalmente que, si pasará agosto, porque Cristina la tiene llena de vitaminas.

Ya más serias, pero con la misma alegría, ambas revelan que están trabajando en una nueva exposición, donde estará presente la pintura por parte de María Luz, que ha estado trabajando en cuarentena.

"Siempre nuestras exposiciones buscan transmitir un mensaje y un fundamento, no sólo son cuadros decorativos, si alguien al final de la exposición se quiere llevar una obra, feliz, porque en el fondo el arte tiene que fluir", relata Cristina Vera.

Bendita Naturaleza

Exposición Bendita Naturaleza
Exposición Bendita Naturaleza

El año 2015 realizan la exposición “Bendita Naturaleza” en la Sala-Galería UCSC, de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

Esta es una iniciativa que trabajaron en conjunto y que el hilo conductor fue, tanto en pintura como en escultura, la naturaleza, expresando ciclos de ella, como las estaciones del año.

Exposición que se prolongó más de un mes y que tuvo visitas internacionales, y en la cual buscaron activar todos los sentidos de los visitantes, estando presente, ya que "uno como artista tiene que estar en la exposición para responder las consultas de los visitantes", señala Cristina, y que son propias de cada muestra.

"Una de las exposiciones más completas, que hemos realizado", -apunta María Luz- "fue Bendita Naturaleza, y que fue trabajada de la tal forma, que permitiera generar una experiencia completa a los visitantes activando todos sus sentidos".

Vinculación artista y visitante

Una de las falencias que hoy ve Cristina en las exposiciones es la falta de compromiso del artista con su obra, el no estar presente y esperar sólo la venta empobrece el arte.

Además, recalca, la importancia de la presencia del artista en las exposiciones para transmitir a los visitantes el conocimiento propio de las obras, que sólo puede transmitir quien las trabajó.

La importancia del proceso, que lleva cada pieza y que el visitante logre la conexión con el alma de la exposición es lo que se debe mejorar en los artistas visuales", reflexiona Cristina.

Vera asegura que "la presencia del artista en la obra, logrará esta unión".

"El arte es muy profundo, tiene música, poesía, tantas cosas, y tiene alma, que es esa fuerza que viene del espíritu" dice María Luz, realizando el símil, con el ser humano.

“Yo siempre digo que nosotros estamos más vivos por dentro que por fuera, cuando tu escuchas tu corazón es música y el ruido del Yo, también tiene su propia música, estamos llenos de luz, de color y de armonía, somos una obra de arte” afirma la artista, quien junto a su hija busca evocar en sus exposiciones esta hermosa conexión.

Para más informaciones de la Región del Biobío, síguenos en Twitter: @sabescl

Cargando....