Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Una golondrina no hace verano

Publicado por Redacción Sabes

04/07/2020 12:53:28

La frase una golondrina no hace verano suele ser usada como un dicho para ejemplificar como un acto especifico o hecho asilado no constituye un cambio de paradigma.

En la última semana hemos visto como dos hechos de la contingencia nacional se enmarcan en esta lógica, generando la peligrosa sensación de que en algunos ámbitos hemos llegado al “verano”.

Lee también:

El primero es la rebaja de la dietas parlamentarias y salarios de altos cargos de la administración del Estado como Presidente y Ministros. Esta disminución del 25% para los congresistas y los secretarios de Estado, y de 10% para el Presidente de la República se concreta después de más de 6 años de que se ingresara el proyecto original de los diputados Boric y Jackson.

La verdad es que es muy difícil que esta iniciativa hubiera llegado a puerto de no ser por el estallido social de octubre, y viene a mejorar en algo las insultantes remuneraciones que reciben muchos miembros de nuestro Estado.

Ciertamente, aun cuando es una señal en el sentido correcto, dicha rebaja está lejos de terminar con la mala imagen que tiene la ciudadanía de nuestro mundo político, y difícilmente terminará con la desconexión entre ambos mundos. Ya que los parlamentarios seguirán recibiendo sueldos brutos de alrededor de 7 millones de pesos, que los alejan bastante de los escuálidos 500 mil pesos que es el sueldo promedio de los trabajadores chilenos. Por lo tanto, creer que tanto esta rebaja como el término de la reelección indefinida en cargos de elección popular (recientemente promulgada), mejorarán la imagen de los políticos, es no entender el verdadero cisma que existe entre la ciudadanía y nuestra clase dirigente.

El segundo hecho a mi juicio es bastante preocupante y tiene que ver con el concepto de “leve mejoría” que se ha instalado esta semana en los reportes diarios sobre los casos de Covid. Luego del estrepitoso fracaso de la nueva normalidad, y con el desgate que generan los procesos de cuarentena, es fácil entender la razón de porque comenzar a cantar victoria en esta materia es sin duda un error fatal. ‘Le duela a quien le duela’ hoy ningún país del orbe ha superado la crisis del virus, lo que incluso ha llevado a que países europeos hayan tenido que retomar algunas medidas que ya habían levantado por la reactivación de los contagios.

Te interesará:

La verdad que la tentación de volver a la normalidad o levantar las medidas de protección sanitaria siempre son altas, más que mal todos estamos aburridos de las mascarillas, las cuarentenas, los cordones sanitarios y los toques de queda, sin embargo, acciones prematuras de triunfalismo son los errores más garrafales que se pueden cometer en estas situaciones. Si algo aprendimos de triunfalismo detrás de la nueva normalidad, es que cuando nos confiamos, la desgracia nos pega en la cara; más que mal esos días causaron los disparos en los contagios que hoy nos tienen top 7 de contagios a nivel mundial.

Cuando el frio y lluvioso inverno no parece terminar nunca, ver una golondrina siempre es una señal de esperanza, sin embargo, no se nos tiene que olvidar que la simple presencia de una de estas aves no significa que el cálido verano ha llegado. No nos apresuremos, ni nos confiemos sin estar seguros y convencidos de que finalmente hemos llegado a nuestro destino.

Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de  www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Para más informaciones de la Región del Biobío, síguenos en Twitter: @sabescl

Cargando....