Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

A no tirar la toalla

Imagen de archivo

Publicado por Redacción Sabes

18/04/2020 11:01:04

Cuando justo hoy cumplimos 6 meses del inicio del estallido social en nuestro país, y mientras nos enfrentamos a la crisis sanitaria más grande desde el retorno a la democracia, parece ser que este último medio año ha sido un verdadero ciclón para Chile. La estabilidad, y armonía que nos había caracterizado los últimos 30 años se esfumó de la noche a la mañana. Hoy nuestro Estado, y nuestra sociedad está siendo más exigida que nunca, siendo las familias más vulnerables, las que como siempre, sufren los coletazos más intensos de estos constates tiempo de crisis.

Porque ciertamente en la mayoría de nosotros hoy predomina la sensación de que ‘no hemos salido de una y pasamos a otra’,sensación que obviamente genera un gran cansancio en todos los hogares de nuestro país. Si a esto le sumamos que, desde el cismático, pero necesario estallido social, hasta las más de 100 personas muertas por la pandemia del Covid-19, la agenda de nuestro Estado parece estar marcada por la constante búsqueda de soluciones a crisis, el agotamiento de cada uno de nosotros es casi inevitable.

Esto nos lleva a olvidarnos a la otrora normalidad que reinaba en nuestro país hasta el 17 de octubre, y nos lleva a todos a prepararnos y adaptarnos para una nueva realidad que llegara a nosotros luego de que este bíblico virus comience a retroceder, sin embargo, antes de poder llegar a esa nueva realidad, debemos aguantar nuestro periplo por el desierto, y enfrentar valientemente los espolonazos que día a día el Covid-19 deja en nuestras vidas.

Porque no vamos a engañar a nadie diciendo que los tiempos que vivimos son fáciles, o se van a pasar luego, por lo que debemos aguantar como soldados en las trincheras con mucha garra, y harta responsabilidad. Sé que hoy más que nunca la tentación de tirar la toalla, de rendirse o incluso de invisibilidad la emergencia que estamos viviendo es alta, sobretodo porque todos los días parece ser traer un nuevo bombardeo que desgasta las pocas fuerzas que nos quedan.

Marzo nos dejó más 300 mil despidos, y las repercusiones económicas de la pandemia, llegan justo cuando parecía que muchos comercios veían la luz al final de túnel, luego de la crisis social del año pasado. Nuestra industria tiene esa sensación de que llueve sobre mojado, y parecen estar con zapatillas de clavo esperando que se levanten las cuarentenas para tratar de volver a la realidad. Sin embargo, no debemos perder el foco, aunque se levanten las cuarentenas y cordones sanitarios, no podemos pretender tirarnos de cabeza a ser un esclavo del mercado nuevamente, sin entender que la batalla por la salud de nuestros compatriotas no está cerca de terminar.

Obviamente tener una buena salud económica es bastante importante para un país, sin embargo, no existe costo económico alguno, que supere el costo de la vida humana, por lo que hoy nuestro Estado, y nuestra clase dirigente debe entender que no hay chanchito que no deba romper, y crédito que no deba pedir, con tal de salvar la mayor cantidad de vidas posible. Se debe usar toda nuestra solvencia económica para darle todo el sustento posible a nuestro sistema de salud, pero también para evitar que los coletazos económicos maten a las familias de hambre o los priven de las oportunidades vitales esenciales que todos necesitamos.

Por eso les digo que aún cuando nuestros espíritus están al borde de rendirse, y cuando las tentaciones de tratar de volver a la normalidad son más grandes que nunca, hoy debemos ser aún más fuerte, más resiliente y aguantar; seguir encerrados, seguir teletrabajando, y nuestro Estado debe poner todo lo que tenga a mano y más, al servicio de esta crisis tanto en el ámbito de salud,

como el ámbito económico. Porque si o si esta crisis va pasar, pero depende de cada uno de nosotros, y de nuestros dirigentes que los costos de vidas y los efectos en la economía familiar sea el menor posible, por eso hoy más que nunca el mensaje es a no flaquear, y no menospreciar los difíciles tiempos que vivimos.

Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de  www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Cargando....