Cerrar Publicidad (10s)

Movido por realizar urgentes trabajos preventivos en miras a las épocas de lluvias que se avecinan, el alcalde de Chiguayante, Antonio Rivas, emplazó a las autoridades regionales a acelerar las medidas para evitar que dichas condiciones climáticas puedan provocar deslizamientos de tierras del Cerro Manquimávida, por la pérdida de la capa vegetal, luego de los incendios que sufrió uno de los pulmones verdes de la comuna a fines de enero.  

“Llevé a un grupo de técnicos y especialistas de la municipalidad, y ascendimos hasta el sector Mirador, para tener una opinión conjunta de lo que es necesario hacer para que el cerro siga conviviendo con nosotros de una manera armónica y no se nos venga parte de él sobre nuestras casas que están al píe del Manquimávida”, señaló Rivas.

Lee también: Brutal riña entre internos deja un muerto y tres heridos en cárcel de Concepción

En la oportunidad se apreció que la principal preocupación es la pérdida de capa vegetal de la cuenca que está frente a calle Prat y la cuenca que da hacia la calle Colón. Dos grandes áreas que están dañadas producto de los incendios, y que perdió la capacidad de resistencia del suelo. En tanto, exite un eventual riesgo que al momento de lluvias se produzca un desplazamiento de material.

En ese contexto, el Alcalde chiguayanino aseveró que “desde el inicio de los incendios, comenzamos a entender que, por la magnitud de esta tragedia, el Cerro Manquimávida cambiaba su condición respecto de los ciudadanos y, por lo tanto, mis vecinos se encuentran con un cerro que ya no sólo es paisaje, sino también una amenaza”.

La primera autoridad de Chiguayante, manifestó que “el cerro al no tener esta masa arbórea que no sólo embellece, sino que además permite una resistencia mecánica importante de todo el material existente, comienza a tener hoy, no sólo, la tristeza visual sino que la amenaza de una avalancha, de una remoción en masa que pudiese cambiarle el curso a la vida de muchas familias, pero también a la ciudad”.

El pasado viernes Rivas sostuvo una reunión en Chiguayante con la directora regional de Obras Hidráulicas, Javiera Contreras, y  “el organismo explicó que sólo se puede intervenir en un mes y medio más”, acotó el Alcalde.

“Yo digo que lo que hay que hacer es evitar que el cerro se nos venga abajo,  por lo tanto llamo a los propietarios del cerro, al MOP, al Sernageomin y la dirección de Obras Hidráulicas a que pongan determinaciones de procedimiento y acciones que eviten que el cerro se nos venga abajo. Es necesario colocar muros de contención por probables avalanchas y evitar desgracias. Si lo hacemos hoy día podemos dormir tranquilos mañana”, detalló Rivas.

“Quisiera decir que me parece que hay que limpiar rápidamente los contenedores y decantadores que existen. Uno lo construyó la municipalidad y el otro el Ministerio de Obras Públicas en 1999, en donde sí se produjo avalanchas, sin causas de muerte pero sí trastornó la ciudad y afectó a viviendas. Esos contenedores el día de hoy están sucios, sólo se limpian cuando la municipalidad insiste, pero son además insuficientes”, finalizó el jefe comunal.

Para esta y otras informaciones de la Región del Biobío, el país y el mundo, sigue nuestras redes: FacebookInstagram y Twitter.

Noticia vía Comunicado de Prensa

Cargando más noticias...