Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

El drama de la PSU

Publicado por Sergio Fuentes

13/02/2020 08:42:08

Según el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE) la Prueba de Selección Universitaria (PSU) es una batería de pruebas estandarizadas, cuyo propósito es la selección de postulantes para la continuación de estudios universitarios. Incluye dos pruebas obligatorias (Matemática y Lenguaje y Comunicación) y dos electivas (Ciencias, e Historia, Geografía y Ciencias Sociales).

Es importante rendir al menos una de las pruebas electivas y basar esta elección en los requisitos establecidos por cada universidad para el ingreso a sus carreras.  (https://psu.demre.cl/).

Lee también: Medios de comunicación, descentralización y desarrollo regional

Desde el inicio de su aplicación en el año 2003, en sustitución de la Prueba de Aptitud Académica (PAA), la PSU ha enfrentado numerosas críticas, tales como sesgo por género, discriminación por tipo de establecimiento educacional del postulante, diferencias de acuerdo al estrato socio-económico del estudiante, entre otras, es decir, por desigualdad de condiciones para los estudiantes que forman parte del proceso de admisión universitaria.

Hoy día, y como resultado del estallido social de finales del año pasado, una de las demandas más emblemáticas de los movimientos estudiantiles ha sido la eliminación definitiva de la PSU como instrumento de selección universitaria, por considerarla “discriminadora y segregadora”.

Por su parte, el Consejo de Rectores (CRUCH), el DEMRE y el Ministerio de Educación han coordinado esfuerzos para lograr cumplir con el proceso, en el cual algunos estudiantes debieron rendir la batería de pruebas en tres ocasiones, en el marco de Proceso de Admisión 2020.

De todos modos, según la Ley de Educación Superior vigente desde el año 2018, a partir del 2020 la PSU dará paso a un nuevo mecanismo de selección, que servirá para el proceso de admisión 2021 y posteriores.

Te puede interesar: Obsesión con las alturas

De lo anterior, se evidencia la necesidad de contar con un sistema diferente para la selección y el ingreso a la educación superior. La nueva prueba de selección universitaria debe apuntar a medir principalmente aptitudes o habilidades, además de conocimientos, dependiendo del área de estudio en la que el postulante desee ingresar. Estas aptitudes y capacidades deben ser valoradas, al mismo nivel en el que se valoran los conocimientos, ya que en muchos casos son determinantes para que un estudiante tenga éxito o no en una carrera universitaria.

Para finalizar, también es importante abordar el tema de la desigualdad de condiciones, ya que la solución no está sólo en las pruebas de selección y el tratamiento de las notas de enseñanza media, sino mucho antes, en las condiciones socioeconómicas que permitan la igualdad de oportunidades en todos los niveles de enseñanza.

Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Cargando....