14/12/2019 | 14ºC Concepción |
INTERNACIONAL

Joven que fue esclava sexual de Isis enfrento a su violador en TV: “Tenía 14 años cuando me violaste”

– La joven yazidí Ashwaq Haji Hamid, fue captura a los 14 años y obligada a ser esclava sexual. Tras huir de ese martirio como refugiada en Alemania, logró enfrentar a su violador.

La mujer que fue secuestrada y violada repetidamente por un miembro del grupo terrorista del Estado Islámico se enfrentó a su captor en la televisión iraquí, sollozando y exigiendo una explicación de su sufrimiento. Un momento impactante que terminó con ella desmayándose ante a las cámaras.

La joven de 20 años, tenía 14 años cuando combatientes del grupo del Estado Islámico se apoderaron del monte Sinjar, el corazón ancestral de los yazidi en Irak, masacrando a miles de hombres y niños yazidi y secuestraron a niñas para ser utilizadas como esclavas sexuales.

Según autoridades, unas 6.400 yazidies fueron secuestradas por el ISIS y sólo se conoce el destino de la mitad de ese número, que pudieron escapar o fueron rescatadas. Además, 360.000 yazidíes abandonaron sus hogares escapando de los terroristas, que fueron finalmente derrotados en Irak en 2017, y 100.000 abandonaron el país.

Encuentro en Alemania

Cuando la joven mujer, pensó que todo había quedado en el pasado, se encontró con su captor en Alemania, quien gozaba de entera libertad y derechos, pues era un refugiado legal e incluso la amenazó.

Cuando Ashwaq acudió a las autoridades, para denunciar al violador, los uniformados le indicaron que no podían hacer nada al respecto, pues no había motivo para su detención; por lo que, la joven en compañía de su padre decidieron regresar a Irak.

No obstante, el hombre del Estado Islámico, hoy está detenido por su país natal, Irak, y la joven decidió mirarlo a los ojos y enfrentarlo.

“Tenía aproximadamente 14 años cuando fui tomada por las pandillas terroristas de ISIS”, relató Hamid en una entrevista con la estación iraquí Al-Iraqiya traducida al inglés por el Instituto de Investigación de Medios de Medio Oriente (MEMRI).

“Llegamos a Siria a medianoche. Estábamos preocupadas y no sabíamos qué sería de nosotras…, si nos matarían o no”, contó.

“Sin embargo, nos consoló un poco estar juntas; viviríamos juntas o moriríamos juntas. Pero luego nos separaron. Allí, en Siria, los terroristas del EI separaron a todas las niñas mayores de nueve años de sus familiares. Nos llevaron a Mosul. Eramos 300 o 400 mujeres en Mosul. Estuvimos allí tres días y los hombres del EI vendrían a vernos. Nos regalarían unos a otros o nos venderían a bajo precio”.

Ella describió cómo fue su encuentro con el soldado del EI Abu Humam: “Me seleccionó y luego me tiró del pelo”.

“No esperaba que nos violaran porque solo tenía 14 años, pero nos sujetaron con esposas de hierro y nos violaron violentamente”, continuó.

“Me prometió que me dejaría ir, pero luego me violaría tres veces al día y me golpearía tres o cuatro veces al día. Era solo una niña y no sabía nada”, contó.

“Incluso si se me permitiera matarlo, no querría poner su suciedad en mis manos, pero exijo que el gobierno nos haga bien, no soy sólo yo, porque quién sabe cuántas niñas Yazidi violó después de mí”.

En una entrevista separada con la de su víctima, Abu Humam (el secuestrador) le dijo a Al-Iraqiya que “ella no lo quería, así que la golpeé para que aceptara la violación”.

“Destruiste mi vida”, continuó, sollozando. Me robaste todos mis sueños. Una vez fui cautiva por ISIS, por ti. Pero ahora sentirás el significado de tormento, tortura y soledad. Si tuvieras algún sentimiento, no me habrías violado cuando tenía 14 años, la edad de tu hijo, la edad de tu hija «.

Fue en este punto en que que Ashwaq Haji Hamid se derrumbó desmayada.