13/12/2019 | 14ºC Concepción |
DESTACADO ECONOMÍA

Cierran mítica fábrica del calugón Pelayo

No hay quien en su infancia no comiera un calugón pelayo, recordado no sólo por su sabor, sino porque se te pegaba en los dientes.

Pero nada importaba, el calugón siempre era bien recepcionado por los chilenos.

Lamentablemente tras 50 años, la empresa a cargo de Pelayo Monroy se declaró en quiebra y fueron despedidos 34 trabajadores.

Además se vendió el terreno donde se fabricaba en La Granja y una bodega, además de oficinas.

El supermercado Alvi se interesó en el producto en 2006 señaló El Mercurio, llevando al cambio de nombre a “Dulces Monroy” y comenzando el fin de una historia.

Es que las ventas disminuyeron y las deudas aumentaron, ahora con 430 millones de pesos en deudas, la empresa se declaró en quiebra.

Aunque la empresa sigue dentro de las carpetas de SMU, de Álvaro Saieh, dueño de Alvi, entre otros.