Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Los cambios más relevantes durante el envejecimiento

Foto Agencia Gradual

Publicado por Ramírez

23/09/2019 21:39:54

El envejecimiento es un cambio biológico normal que se produce de forma irreversible y muy variada, dependiendo de cada individuo e inclusive de cada órgano. Todos estos cambios conllevan a un descenso gradual de las distintas funciones biológicas lo que a la larga desencadena en el fallecimiento del individuo.

Aún se desconoce cuál es el mecanismo exacto por el que nuestro organismo envejece, pues al parecer son una serie de procesos que lo llevan a desarrollarse, por lo anterior, existen múltiples teorías que respaldan estos eventos. La mayoría de los investigadores cree que se produce por un proceso acumulativo de interacciones entre las distintas influencias tales como herencia, el ambiente en que se desenvuelve el individuo, alimentación, ejercicio y enfermedades previas entre otras.

Los cambios más frecuentes y generales que se producen son la incapacidad de las células para dividirse y reproducirse, acumulándose grasa al interior de la misma, lo que hace que pierda su capacidad normal alterando su funcionamiento.

El tejido conectivo, entendiéndose como el tejido que recubre todos los órganos, se hace cada vez más rígido por lo que altera considerablemente la estructura de los vasos sanguíneos y de las vías respiratorias. En general, tienen dificultades para recibir el oxígeno y para eliminar el dióxido de carbono lo que a la larga provoca una muerte celular. Además, muchos tejidos pierden masa y se atrofian mientras que en otros comienzan la aparición de nódulos.

Todos estos cambios producen pérdida de función en forma gradual y progresiva con una disminución de la máxima capacidad funcional. Los cambios más significativos se dan en el corazón, riñón y pulmones que muchas veces se ven empeorados por ciertos medicamentos, enfermedades, cambios de vida significativos, entre otros.

En cuanto a los cambios de la figura corporal, el tejido graso de la periferia se va perdiendo pues sufre un traslado hacia la zona central del organismo especialmente hacia la zona abdominal. Los huesos pierden algunos minerales volviéndose menos densos. En general los cambios que se producen en los huesos, músculos y articulaciones al envejecer van a generar una disminución de la estatura de forma progresiva, a tal punto, que después de los 40 años puede objetivarse una pérdida de 1 cm. cada 10 años de vida y después de los 70 años esta pérdida es mayor.

En cuanto al peso corporal se produce un incremento de peso en los hombres hasta los 50 años y en la mujer hasta los 70 años comenzando luego a disminuir, esto es debido a la pérdida de tejido muscular y de los depósitos de grasa subcutáneos, menor masa ósea y menor cantidad de agua.

Dado los cambios anteriormente mencionados se hace fundamental conservar una vida activa, una alimentación balanceada, disminuyendo el consumo de grasas y azúcares, que, sumando la herencia de cada individuo, nos llevará a tener un envejecimiento en mejores condiciones.

 Claudia Marchant Mella
Kinesióloga, especialista en Geriatría y Gerontología Social
Académica de Kinesiología USS
Claudia Marchant Mella Kinesióloga, especialista en Geriatría y Gerontología Social Académica de Kinesiología USS

Cargando....