22/08/2019 | 15.9ºC Concepción |
COMUNAS TURISMO BIOBÍO

Hoy inauguran al Chumpall, la enigmática estatua frente a la Explanada de Tomé

En pleno barrio comercial Explanada de Tomé levantaron el monumento al Chumpall, “Dios de las Aguas” lafkenche, figura que está pronto a inaugurarse. Se trata de una estatua de cinco metros hecha en fibra de vidrio por el artista tomecino, Claudio Ortega, y que representa la imagen de un ser mitológico del pueblo originario costero que habitaba la zona. 

La leyenda cuenta que este ser vivía en los cuerpos de aguas y costas de parte del Biobío hacia el sur. Vestido de ropas resplandecientes y cabellos dorados, se le aparecía a las jóvenes que caminaban solas en las cercanías de la costa, lagos y ríos, para luego hacerlas sus esposas, e incluso pagando con bienes a sus familias. 

Otras versiones señalan que el protector de las aguas también podía adoptar la forma de una joven rubia, para desposar a hombres solos, e incluso podrían tener parte del cuerpo de un pez, como sirenas. 

Las personas que caían bajo los encantos de este ser, se transformaban en otro chumpal o en aves. Así, mientras existiera un Chumpall, el agua del lugar nunca se secaría. De cualquier forma, eran seres que cuidaban los cuerpos de agua y que podían llevar el bien o el mal, dependiendo la intención de las personas. 

En honor a esta figura mitológica, protector de las aguas, el Barrio Comercial Explanada de Tomé instaló en el frontis del barrio un monumento representativo del Chumpall, transformándolo en protector del barrio, y a la vez realzando la naturaleza de “gente del mar” del pueblo originario previo al asentamiento humano que hoy llamamos Tomé. 

La estatua tiene una altura de 5 metros incluida su base, tuvo un costo superior a los 4 millones de pesos. Hoy miércoles es la inauguración oficial, esperando que se transforme en una nueva atracción turística del barrio, que ya cuenta con murales históricos y centros gastronómicos para la atención del público.