Cerrar Publicidad (10s)

Una situación insólita se registró el fin de semana en la liga de fútbol de Bolivia.

Jugaban Always Ready contra el Bolivar, cuando a un minuto de terminado el encuentro que ganaba el equipo visitante, se cobró un insólito penal.

Es que frente a una jugada dudosa, el árbitro del partido Raúl Orosco corrió hacia el cuarto árbitro para consultar si cobraba o no penal.

Tras conversar con el asistente, hizo el gesto del VAR y cobró el penal.

Lo insólito es que en Bolivia no tienen el sistema de viodeoarbitraje, lo que generó la polémica de los jugadores y cuerpo técnico.

Aún así el árbitro mantuvo su decisión y se cobró el penal. Acá las imágenes de lo sucedido.

Etiquetas:
Cargando más noticias...