Cerrar Publicidad (10s)

Una investigación por daños inició la Fiscalía, tras la denuncia de destrozos generados por terceros en equipos de telecomunicaciones en el cerro Cayumanqui de Quillón, ocurrido la madrugada de este lunes, que dejó a mil afectados.

Desde la Fiscalía de Ñuble explicaron que cerca de la 1 de la mañana, al menos tres personas (no se descarta que el número sea mayor) ingresaron al lugar donde se ubican antenas de repetición.

Además de otros elementos utilizados por compañías de telefonía y de telecomunicaciones, y ahí maniataron a dos nocheros, causando daños en los equipos.

La Fiscal Nayalet Mansilla precisó que los autores “usaron elementos contundentes para causar los daños, incluso algunos de ellos quedaron abandonados en el lugar”.

Acotó que “lo más complejo es que se produjo un corte de las comunicaciones, el que, incluso, aún se mantiene, lo que ha afectado a unas 14 empresas, desde telefonía a medios de prensa”.

Además, se vio interrumpida la red de Comunicaciones de Carabineros en varios sectores.

Los guardias, quienes no tienen lesiones, luego de dos horas maniatados lograron liberarse y avisar a Carabineros.


La Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (Bipe) de la PDI de Concepción, junto al Laboratorio de Criminalística de la PDI de Ñuble y de la Brigada de Investigación Criminal de la PDI de Bulnes estarán a cargo de las diligencias del caso.

El sitio del suceso permanecerá resguardado por Carabineros, mientras se realicen las pericias en el lugar.

La Fiscal Regional Nayalet Mansilla precisó que no se usaron explosivos, no hay detenidos, no hay reportes de robo y no han aparecido elementos que reivindiquen este hecho.

Consultada sobre si esto es un atentado, acotó que “no vamos a descartar ninguna línea investigativa, pero por ahora se está investigando un delito de daños”.

Cargando más noticias...