Cerrar Publicidad (10s)

El secretario general de la Presidencia, criticó la aprobación que tuvo en la comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados el proyecto de rebajar las jornadas laborales diarias de 45 a 40 horas.

En La Moneda, Gonzalo Blumel explicó que “este proyecto ingresó el 2017 y la secretaría de la mesa de la Cámara de Diputados lo declaró inadmisible. La Sala después revirtió esa decisión, pero nosotros tenemos que ser respetuosos de las instituciones, si es la esencia de un sistema democrático”.

“Nosotros los ministros, al momento de asumir nuestros cargos, juramos y prometemos cumplir las leyes de la Constitución, por tanto uno no puede obviar las leyes de la Constitución. Hay que ser muy estricto y apegado, es la base y la esencia de una democracia republicana”, añadió la autoridad.

Tras esta línea, el secretario de Estado recordó que “nosotros tenemos un proyecto de ley que está en el Senado, que busca el mismo objetivo: compatibilizar de mejor manera trabajo y familia. Ese proyecto reduce las jornadas de 195 a 180 horas mensuales, eso significa que en la semana se reduce a 41 horas las jornadas semanales”.

“Se busca el mismo objetivo, pero también con otras cosas que son importante, que permiten compatibilizar mejor el descanso, las vacaciones, horas de compensación. No es una cosa que se hace de golpe y porrazo, sino que se introduce un cambio más profundo, más amplio para que nuestros trabajadores tengan más herramientas para compatibilizar mejor trabajo y familia”, añadió Blumel.

Al ser consultado si consideraba que este proyecto es populista, indicó que “no lo voy a calificar, en esta materia tenemos que hacer las cosas bien y se pueden hacer mejor”.

“Ustedes vieron el debate ayer, no fue un buen debate, no fue respetuoso, no se le permitió al ministro del Trabajo ni a la Dirección de Presupuestos exponer su postura en la materia, por lo tanto, tenemos que hacer bien la pega y tenemos que legislar de buena manera“, concluyó.

Ministro de Hacienda

Quién también se refirió al tema, fue el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien indicó que “el proyecto es por supuesto inadmisible en el término legislativo, es una materia que no es de iniciativa parlamentaria, tiene costo fiscal”. 

“A veces los proyectos se votan en las comisiones y las inadmisibilidades se votan y a veces se votan en formas distinta a las verdaderas admisibilidades o inadmisibilidades que tienen los proyectos”, concluyó el secretario de Estado.


Cargando más noticias...