Cerrar Publicidad (10s)

Tras el ataque sufrido por una mujer en Concepción por parte de una jauría, en el sector Chillancito de Barrio Norte, personal del Centro de Control Canino y Felino de la municipalidad y funcionarios de la Seremi de Salud lograron retiraron a algunos de los de perros que mordieron a la vecina.

Residentes del sector indicaron que no fue el primer ataque y desde la casa edilicia se indicó que habría al menos cuatro denuncias durante este año por mordeduras en dicho sector, específicamente en calle Santa Sofía, en donde los animales son mantenidos en un domicilio por un hombre que vive en condiciones precarias.

Se añadió que pese a las intervenciones del municipio, el individuo tiene la costumbre de acumular animales, por lo que se ha recurrido a su familia para que se pueda hacer responsable de su cuidado.

Jovita González, vecina del barrio, fue atacada por la jauría que habría sido azuzada por este sujeto, quedando con heridas en las piernas por lo que tuvo que ser atendida en un centro de salud y deberá seguir un tratamiento.

Miguel Quezada, médico veterinario del municipio que concurrió al sector, explicó que el caso es un problema que se ha tratado de abordar con múltiples intervenciones. “Aquí estamos hablando de un problema que es más complejo, está relacionado con una persona con las facultades mentales alteradas y que vive en condiciones precarias. Nosotros como municipalidad el año pasado dimos en adopción seis a siete perros de los diez que había. Además había perras preñadas, así es que hicimos posteriormente esterilización y así tratamos de descomponer esta manada, pero ahora, por la situación que vive este caballeo, trajo más perros haciendo que el problema persista”, comentó.

Paralelamente, dijo, se ha contactado a la familia del hombre que acumula estas mascotas para que se haga responsable de su cuidado “porque mientras él no salga de este lugar con el tiempo va a seguir trayendo más perros y eso va a significar un mayor problema a la comunidad”. Además se comunicó al centro de salud familiar correspondiente el estado del individuo.

Indicó que hace dos semanas se informó oficialmente el caso a la Seremi de Salud para hacer frente a este problema y que a raíz de ellos hoy se desarrolló en conjunto una jornada de captura, que permitió retirar a los ejemplares más agresivos para desfragmentar de nuevo el grupo y reducir el riesgo para la comunidad del sector.

Los tres animales fueron llevados a un centro de estadía del municipio donde permanecerán hasta que la seremi de Salud determine qué medidas adoptará y también se hará control reproductivo y sanitización de las mascotas que permanecen en el sitio.

“Varios de los perros que están aquí actúan por instinto en manada, ya que este caballero los azuza para vayan a atacar, pero solos son dóciles. Si la gente quiere ayudar puede dar un hogar temporal porque hay que entender que responsabilidad y la culpa no es del perro, es del ser humano”, indicó el profesional.

Etiquetas:
Cargando más noticias...